Osala Fobeyo

Signos de IFAOsaOsala Fobeyo

OSALA FOBEYO (OSA LOGBE – OSA OGBE): PATAKÍES, SIGNIFICADO, CONSEJOS, OBRAS O EBBOSES Y SECRETOS.

Osalo Fobeyo Laminagadda Tori Yampo Be Lampe Shangó Kawo Kabiesile Laminagadda Adifafun Eshu Yelu Obarona Oba Eshu Yelu Yenye Ewa Ni Olokun Eni Ifá Eshu Yelu Piriti Omode Alara Lampe Shangó Laminagadda.

DICE IFÁ OSA OGBE.

  • Tuvo un perro y desde que se separó de él, todo le ha ido mal; está perturbado porque hay un muerto cerca que no le deja tranquilo; no encuentra paz en ninguna parte, por eso quiere irse lejos.
  • Tenía dinero guardado y lo malgastó, ahora está en la miseria.
  • Cuide bien a su hijo.
  • Tenga cuidado con alguien que vendrá a hacerle daño.
  • Va a tener un hijo con un lunar en la barriga o en la nalga que será hijo de Obatalá.
  • A usted le van a dar un dinero a guardar, respételo y no gaste ni un solo centavo porque ese dinero es de las ánimas.
  • Vino aquí para registrar a uno de sus maridos que está como loco porque ha perdido mucho dinero.
  • Piensa mudarse de donde vive, allí hay una mujer que está embarazada que tiene un hierro guardado.
  • Tiene un animal que tendrá que hacer rogación con él por una guerra que tiene con otra persona y si hace la rogación, Shangó la va a ayudar a ganar esa guerra.
  • Tiene que ponerle el collar de Obatalá a su hijo.
  • Le han dado un resguardo con mucha fama para conseguir dinero y que todas sus cosas salgan bien, lo anda con él encima, pero cuando tiene cien pesos, necesita mil porque se le van, tiene que hacer ebbo con ese resguardo y una piedra de imán.
  • Tiene que recibir Elegba y si ya lo tiene aquí dice que no se ocupa o no atiende bien.
  • Cuando vaya a una diligencia y se encuentre por la calle a alguien que lo venga a entretener, le dice sea quien sea, que se tiene que esperar que va a hablar con él o ella al día siguiente, que no puede atenderlo, que lo dispense.
  • Estuvo aprendiendo algo de magia de movimientos en los dedos.
  • Tuvo unos amigos cuando era joven que siempre andaban juntos, tanto en el trabajo como en las fiestas y parrandas, esos amigos ya son muertos, cumpla con lo que les debe a Yemayá o Shangó y Eshu.
  • Si este oddun habla mal, Eshu lo está esperando en Inle de Yansa y si habla de enfermedad, esa persona está mala de la sangre o tiene una enfermedad venérea, lo quieren hundir y tiene que hacer ebbo con los efectos conocidos y una jícara con su tapa con mocolle dentro y se lleva al río abajo, se pone añil y este oddun es para ganar, no le diga sus secretos a nadie, su suerte es peregrina, no desperdicie nada que le den porque esa será su suerte.
  • Si es hombre, es malagradecido, todo lo quiere para sí, habla mal de su familia y si es mujer, hay líos de hombres por causa de ella.
  • Tenga cuidado que hay un muerto en su casa que se la quiere llevar y con brujería.
  • Tiene una navaja vieja en su casa, cuide que su hijo no se le vaya a perder.
  • Tenga cuidado de no tener, vaya a tener muerto en la familia antes de que se termine el año, por una traición.
  • Usted ha tenido o tiene granos en el cuerpo, no duerme bien de noche, usted debe dinero de una prenda, tiene que hacerle una misa a un muerto, no oiga los chismes.

EN ESTE SIGNO NACE:

  1.  La hipocresía.
  2.  Los aparatos musicales.
  3.  Los libros de magia.
  4. Aquí es donde nació la virtud de que los oshas bajen a la cabeza humana.
  5. Los pezones.
  6. La tentación.
  7. El poder de la hierba aberikunlo.
  8.  El que el okpele engañe a Osalo Fobeyo.
  9.  Nació Ozain Adobore.
  10.  Nació el Elegba de dos caras.
  11. Aquí nació el secreto de Oba Kolagba.
  12.  El por qué Elegba, Oggún y Oshosi le consagran en el trono fuera del igbodun Osha.
  13.  El porqué el awo es el que debe de pelar con magayi (tijera) y Abe (navaja) en las consagraciones de oshas (santos) a sus ahijados.
  14. El porqué al que consagra en Osha no puede faltarle la sombra ni la bendición del awo para que su consagración sea iré.
  15. Aquí nació Eshu Griyelu.

DESCRIPCIÓN DEL ODDUN.

  • Aquí las mujeres perdieron su supremacía en la religión.
  • Aquí Shakuana (San Lázaro) preparó un objeto de brujería llamado Ibako, envuelto en Asho dun dun y fun fun, y le dio de comer gato, camaleón, águila y tiñosa.
  • Aquí nació la hipocresía, donde una persona puede hablar bien, pero no es sincera.
  • Aquí nació la tentación y todo lo que no es legal.
  • Nacieron los aparatos musicales y los libros de magia. Alguien puede tener una habilidad especial en sus dedos y manos y vivir de ello, incluso como mago o carterista.
  • A las mujeres les nacieron los pezones en sus senos.
  • Nació el poder de la hierba Aberikunlo (espanta muerto), para espantar a Ikú (Eggun).
  • Nace la separación entre lo malo y lo bueno. Edun Eletun Eshe ile Kanfetun un Eletu Bami Ariku Babawa.
  • Hay que recibir a Azowano (San Lázaro), ya que en este Ifa hay un compromiso importante con él. Marca la separación del awo de su padrino Osalo Fobeyo debido a la falta de atención del padrino hacia el ahijado, a pesar de decir que lo quiere mucho, viene la desilusión.
  • Se padece de presión arterial alta, problemas cardíacos, intoxicaciones, erupciones cutáneas como psoriasis, etc.
  • No se puede comer huevos, calabaza, acelgas, chocolate ni alimentos que puedan causar intoxicación.
  • El ewe principal de este Ifa es la acelga, por lo que Osalo Fobeyo no debe comerla. Sin embargo, puede usarla en rogación de cabeza, baños, limpiezas de la casa y ebó.
  • No se comen frijoles blancos.
  • Nació el engaño del Okpele a Osalo Fobeyo. El día en que está influenciado por los Eggun de luz, los Oshas, Orishas, los astros y Olofin, puede adivinar, pero el día en que está influenciado por los Eggun obsesores u obscuros y por Abita (el diablo), no puede adivinar nada a nadie. Esto se debe a que en este Ifá, el peludo y el pelado (Olofin y Abita) se sentaron juntos a comer en la misma mesa. Está con Dios y con el diablo.
  • No se puede tener negocios ni relaciones con afeminados ni con alakuatas (tortilleras), pero sí se pueden tener con pashangaras (prostitutas). La felicidad de Osalo Fobeyo es vivir con una mujer que haya tenido muchas experiencias sexuales.
  • Aquí, el awo que tenga Oddun (Olofin) puede montar todos los Oshas que conozca.
  • Aquí nació el Elegbá de dos caras. Ambas caras hablan.
  • Nunca deben faltar telas de araña en los ebó de este Ifá.
  • La memoria por este Ifá la da Oduduwa.
  • Siempre la fidelidad que se busca llega en la vejez, al final de la vida.
  • El awo de este Oddun, así como el omofa de este Oddun (el que solo tiene una mano de Ifa), es Alaño, es decir, servidor de Oduduwa (Odua) y tiene poder tanto en la tierra como en el cielo, pero necesita recibir a Oduduwa.
  • Se le ponen a Ifá dos manillas dentro.
  • Cuando cualquier awo ve este Ifá en un registro, debe dormir siete días en la estera delante de su Ifá.
  • Habla de impotencia. La persona, cuando está haciendo vida, no puede concentrarse en lo que está haciendo porque está débil de la mente y le vienen otros pensamientos. Durmiendo se derrama en la cama.
  • Hay que cuidar mucho a los hijos para que no se pierdan.
  • Hay que hacer piñatas y fiestas para los jimaguas.
  • Hay que poner un espejo frente a su puerta.
  • Se usa sombrero, gorra o cachucha.
  • No se puede tener sociedad con otras personas.
  • Si le dan dinero para guardar, no lo gaste, pues si cuando se lo pidan no lo tiene, pasará un gran bochorno. Póngale un obi y seis centavos a Eshu para que no gaste ese dinero.
  • Hay que hacerle misas a los familiares difuntos, encender velas y atenderlos.
  • Su Elegbá está colorado, veteado o roto; ocúpese del mismo.
  • Cuídese de sufrir una caída.
  • Uno de sus hijos tiene un lunar en una nalga, es omo de Obatalá. Póngale el collar de Baba.
  • A usted le hicieron una trampa y cayó en ella, porque desde hacía tiempo se la estaban preparando.
  • Siempre tiene que estar vestido de limpio, no puede usar ropas sucias ni manchadas.
  • No se inmiscuya en cosas ilícitas para que no tenga problemas de justicia ni pierda su moral.
  • Cuidado con la violación de un menor de edad o la tendencia homosexual de un niño. Hay que trabajar el santo. Hay que poner música en la casa.
  • Hay que hacer oparaldo porque tiene un egun apegado. A su casa va a ir una persona a llevarle algo malo.
  • Ifa Osorbo: Eshu lo está esperando en Ilé Ikú.
  • Si esta letra sale en un Itá, señala que antes del año se muere un familiar de esa persona.
  • Cuando cualquier persona se monte en un Osha fuerte y furioso, se le dice tres veces: «Ero Baba Kalile». Y si es santo de verdad, enseguida se tranquiliza.
  • Aquí se le da de comer una onza a Abita (en Cuba se le da gato porque no hay onza, que es un felino de Asia), para que este salga a poner alas a las cosas del mundo, para que los aleyos (los clientes) vayan a casa de Osalo Fobeyo (del babalawo) a resolver sus problemas.
  • Osalo Fobeyo no le resuelve nada completo a nadie, para tener a esa persona haciéndole distintas obras y el vivir, pues cuando le resuelva el problema al aleyo, no volverá más a su casa.
  • Osalo Fobeyo debe usar una sortija de oro blanco preparada.
  • Osalo Fobeyo tiene que usar un bastón de madera moruro o de cocuyo, con dos caras talladas en la empuñadura, una de hombre y por detrás una de mujer.
  • Se carga: iye de camaleón, alacrán, tierra de abajo y de arriba, de una loma, de siete cementerios, del pie de una ceiba, de una palma, de un banco, añari (arena) de mar y de río, raíz de ceiba, de palma, atiponla, escoba amarga, 21 ataré, palo cocuyo, tierra del brocal de un pozo, eru, obi kola, osun, eku, eya, epo, awado. A esa carga se le da una eyele, una ayapa, dos aparo y una gallinuela si es posible.
  • El viernes santo se le da de comer una gallina grifa por la cara de hombre y al resto del bastón, por la cara de mujer se le da de comer un animal macho.
     
     

OSALO FOBEYO SALE EN UN ITUTU:

Se hace omiero de ewe aberikunlo (espanta muerto). Se muelen dieciséis caracoles de babosa (igbin). Con este iye se marca Osalo Fobeyo, se reza y después se echa en el omiero y se sazona con epo. Con este omiero se lavan las manos, la cara y las articulaciones de brazos y piernas de todos los presentes. Después hacen lo mismo con otí y, por último, con efun. Después del oba, se salpica con ese omiero a todos los presentes y se riega por toda la casa. Esto después de hacer el oparaldo. Mientras todos se lavan con el omiero y, además, cuando el oba lo salpica y lo riega por toda la casa, se canta: «aberikunlo Koshe Wao. Aberikunlo Koshe Wao.» Por este Ifá se le dan 101 eyele a Elegba y, cuando no se pueda, se le da una eyele y se le ponen 101 juju (plumas) de eyele (paloma). Cuando este Ifá viene Osobo, se pinta el ile en blanco, se le pone a Elegba una casita blanca, se le da Osadie Meta a Elegba y a la casita, se sazonan bien y dos van para nigbe (manigua) y el otro se cuelga en una mata. Si se puede, se da un al akuko y sus carnes se ponen en tres lugares distintos.

Se cubre a Obatalá con asho fun fun y se le pone una igba de eko fifo bien espesa (sarao de eko con otí). Se pone detrás de la puerta un plato con esponja echumbada en agua y un vaso con príncipes negros. Se tuesta espina de peregun o de aroma y se hacen iye, se reza en el tablero con: Oshe Tura, Osalo Fobeyo y Otura She y se soplan en Shilekun Ilé (en puerta) y se unta en sus brazos y cara para que ningún araye tropiece con usted en la calle. Esto también lo hace cualquier awo cuando al abrir el día se vea este Ifá.

Aquí habla la mata de plátanos. Cuando la mata de plátanos pare, muere. Osalo Fobeyo mata a la madre. La mata a disgustos. Aquí habla el alacrán. Cuando los alacranes nacen, se suben encima de la madre y se la comen. Osalo Fobeyo no tiene felicidad en su casa y sale a buscarla a la calle. En este Ifa nació que el babalawo no puede resolverle a los humanos sus problemas de un golpe porque no se lo agradecen. Hay que irle resolviendo las cosas a la gente poco a poco.

Aquí fue donde habita (el diablo) comió por primera vez junto con Olofin. El camino de los alacranes. Camino de pederastia activa y pasiva. Si se trata de mujeres, son lesbianas. Póngale carácter a su cónyuge, para que ustedes no se pierdan y sus hijos no les pierdan el respeto y consideración. La mujer hace sacrificios por su hombre y este no se los agradece. Ifa de malagradecidos. Aquí fue donde Olofin mandó a Orunmila a la tierra para que después que la arreglara, regresara al cielo. Orunmila estuvo conforme. Orunmila se enamoró de la tierra y no regresó al cielo. La persona no cumple la palabra empeñada. La persona puede ser jimagua. Espiritualmente, es jimagua, tiene un egun que lo induce a hacer el bien y otro que lo induce a hacer el mal. Uno de esos eguns es idéntico a usted, aunque de color opuesto. Atenderlos con misas, comidas, oraciones, etc. Aquí nació el secreto de Oba Kolagba.

ELEGBA DEL SIGNO: Eshu Agriyelu, Eshu Ashiyelu, Eshu Zambeto. Ewe del signo: acelga, espanta muerto, plátano, carolina punzo, escoba amarga, cambia voz y dominador.

ESHU AGRIYELU:

Este Elegba es hijo de Nanu y Olofin, hermano de Azon. Nanu, por tenerlo, se abrió el vientre con una espina de aroma y Olofin, creyéndola enferma, la desterró a la tierra de Odo Nila, viviendo entre alacranes machos en la orilla del río. Este Elegba vive en un muñeco con dos cuerpos adosados que se tallan en palo de aroma. El muñeco se barrena por la cabeza hasta el tronco, entonces se le da eyele fun fun al muñeco dejándole caer la eyerbale del leri sobre el muñeco.

Lo primero que se prepara es la ikoko y esta se unta de aceite de alacrán y se le ponen 7 alacranes vivos, una ota plana de río; encima de esta, un eñi de eyele al que se le abre una piterita con una espina de aroma y se le echa iyefa de Oshe Tura, Osalo Fobeyo, Okana Fun Y Baba Ejiogbe. Se ruega esa iye y se echa dentro, además aserrín de palo mata negro, se lacra en eñi de eyele, se pone al sol durante tres viernes, se pone debajo del sobaco y al tercer viernes se pone dentro de la ikoko y se cementa.

El muñeco se carga aparte y se mete en el cemento. Lleva dos tipos de carga, una en el tronco y la otra en la leri.

Carga de la leri: iyefa, leri de eyele, orí, efun, eku, eya, awado, kola, eru, obi, osun, anun, plata, oro, otí, oti kana, ébano carbonero, amansaguapo, abre camino, tengue, yaya, botella, huevo de gallo, raíz de ceiba, de iroko, de jaguey, rompesaraguey, levántate, mowo, pica pica, hierba garro, atiponla, bleo colorado, 16 atare, 16 pimientas chinas, 16 pimientas de la costa, ileka, polvo de la casa donde vive Olofin, cáscara de igbin, eta elede, omi odo, omi Olofin y se encola el hueco con un taco de madera.

Carga del tronco: las vísceras secas de la eyele, azogue, 16 atare, añari odo, tierra de un pozo, de una casa en ruinas, de los 4 caminos, añari okun, de la manigua, de una loma, de la plaza, del cementerio, kola, obi, eru, ozun, anun, eku, eya, epo, awado, orí, efun, 7 hierbas de Elegba y 7 palos de Elegba.

Para lavarlo, se prepara un omiero con todos los ewes de arriba, con eso se lava primero al awo y después el Elegba.

Para entregarlo, se lleva al lado del río y allí se marca en la tierra Baba Ejiogbe, Oshe Tura, Osalo Fobeyo, Okana Fun, Osa Wori. Se tapan con hojas de güira y sobre esta se pone la ikoko de Agriyelu. Se arrodilla delante del awo, coge la eyele, la mata y echa eyerbale para que caiga desde la leri.

Este Elegba se viste de listado azul, negro y rojo. Se le pone una faja de 24 caracoles con 7 hileras de caracoles con 7 cada uno, que suman 49 más, los 24 hacen un total de 73 caracoles. Lleva sombrero de yarey.

Cuando se lava la ikoko, se le unta aceite de alacrán al muñeco por una cara y por la otra, manteca de cerdo. Tiene awona, es espiritual, fue el que creó el mundo después del diluvio.

Forma de montarlo para obini: lleva toda clase de materiales, o sea, los que llevan los demás Elegbas, además de un gunugun de Eggun, leri de eyele, de aparo, de ologbo, de eya, 21 atare, 7 atare guma, 71 guereyeye, cáscara de ashishi, de ota ogbin, ilekan, ikekukubole (tierra de un bibijaguero), leri de ayapa, 7 akeke (alacranes), 7 ashishi ile yewa, 21 igui. Se pregunta.

Este Elegba, antes de cargarlo, hay que llamarlo y darle de comer con Eggun. Después de cargado, hay que volverlo a lavar. Come con Eggun, akuko y eyele, además de su comida en la orilla del río.

Este Elegba es hijo de Nanu y de Akekeojogon omo Atidiya (el rey de los alacranes).

ESHU ASHIYELU:

A este Elegba se le encienden velas grandes y siempre tiene que estar detrás de la puerta de la calle. Se coge un pedazo de cedro junto con un eñi adie y se ponen al lado de Yemayá, junto con el que lo va a recibir, que estará arrodillado, y se le dará eyerbale de eyele al interesado, de modo que esa eyerbale caiga también sobre el trozo de cedro, y se canta: «piriti Onode Alara Osalo Fobeyo».

A la persona en su leri se le pone: ori, efun, juju de eyele; se enciende una itana delante del palo y se pone un coco de agua. Al rato se le retira a la persona lo que se le puso en su leri y se manda que se le ponga dentro de una iglesia, pero previamente se le coge a la eyele la leri, elese y okokan, y se ponen a secar.

Carga: leri, elese y okokan de la eyele machacados, 4 atare, raíz de bleo blanco finito, ou, ewe dun dun, obi, eru, kola, orogbo, arida, osun, 3 koide, un ikin, ileke de Baba y demás ingredientes propios de la carga de Elegba. Esta carga va dentro del muñeco que se manda a hacer con el tronco de cedro, el cual se barrena en la leri y en la espalda. Lleva cuchilla, 16 ileke de Orunmila, 7 abere, ou dun dun y fun fun.

Para lavarlo, se pone solo en una ikoko debajo del muñeco y sin que nadie lo vea va el eñi adie y el ashe de Osalo Fobeyo. Cuando se va a entregar al interesado, se manda que se bañe con el omiero con que se lavó el Elegba, y después se le ruega la leri con una eyele fun fun de modo que la eyerbale también caiga sobre Elegba.

Para levantar a la persona que está arrodillada, se le canta: «Ofere Meme Ayaba Dide, Ofere Meme Ayaba Dide, Ofere Meme Kukute Aye Adifafun Timode, Ofere Meme Ayaba Dide, Ofere Meme Ayaba Dide, Ofere Meme Kukute Aye Adifafun Timode, Ofere Meme Ayaba Dikio».

ESHU ZAMBETO:

Este es Arará, trabaja de noche, es el cazador de eggun. Se dice que vive con perro, gato, cangrejo, ave, etc. Es acróbata, es como Chichirikú de Eleguá. Vive en un muñeco de moruro que se viste desde el cuello con mariwo y se pone un sombrero de yarey. Come de noche gallo y jutía.

El muñeco se barrena por la cabeza, se lava antes de cargarlo y se le da de comer una ayapa, dejando que la eyerbale caiga dentro del hueco del muñeco.

Carga: Kola, eru, obi, osun, azogue, 16 atare, 7 mates, 16 peonías, leri de carpintero, de gavilán, de sijú, tierra de 7 calles distintas, ewe oriye, gbare, levántate, cuero de leopardo o tigre, 7 palos fuertes, leri de eya y de ologbo, ilekan.

Este Elegua lleva un farolito cargado en la mano y cuando se va a llamar a las doce de la noche, se le echa al farolito aceite de alacrán, ñame volador, hojas de alacrancillo. Se enciende y se llama.

OBRAS Y TRABAJOS DE OSALO FOBEYO.

CAZUELAS PARA RESOLVER SITUACIONES: Dos ikoko (cazuelas de barro nuevas), una eyele, otí, eñi adie, 3 akara bibo (tres panes), eku, eya, epo, awado, oñí, un coco de agua, un coco seco, una vela, ewe: sargazo, aberikunlo, jobo, algarrobo, sándalo, albahaca morada, curujey, escoba amarga, mar pacífico. Con todas las hierbas y el agua del coco verde se prepara un omiero que se divide en las dos cazuelas. Al coco de agua se le corta la parte de abajo para poder asentarlo en el suelo, se le corta un pedazo en la parte de arriba y se le introduce la vela que se enciende dentro del mismo. Se para al interesado delante de una de las cazuelas de omiero, se le da su Elegua para que lo sostenga sobre su leri junto con el eñí adié (huevo de gallina) y los tres panes (akara bibo meta). Se da obi omí tutu a Elegua. Se sacrifica la eyele sobre Elegua, que la eyele le corra a la persona sobre su cabeza y caiga dentro de la cazuela de omiero. Después con ese omiero se baña. La otra cazuela, a la que no se le dio eyebale (sangre), se pone en el fondo de la casa, después se trae para el frente y se cambia de lugar durante tres días y después se bota para la calle. Durante la obra, la vela encendida dentro del cascarón del coco, estará detrás de la persona, después se pone delante de Elegua hasta que se gaste. Osalo Fobeyo. Se le da unyen (comida) a la plaza a las cuatro esquinas del ilé, eku, eya, epo, awado, orí, efun.

OBRA PARA HOMBRE: Se le prepara una muñeca que lleva una manilla lavada y comida en su mano derecha. El collar de Obatalá que debe usar Osalo Fobeyo debe llegarle al ombligo y en el cierre llevar una cuenta roja.

PARA VENCER DIFICULTADES: Se hace ebó con akuko, abiti, obe, ada, un resguardo y una piedrecita de imán. Después del ebó se le entrega al interesado el resguardo (el inshe ozain y la piedrecita de imán) para que lo use encima.

OZAIN DE OSALO FOBEYO:

Se prepara iye de palo paramí, vencedor, vence batalla, tiembla tierra, ébano carbonero, amansa guapo, albahaca morada, rompe saraguey hembra, prodigiosa, de seis ataré, epó, tierra de las cuatro esquinas cogidas a las doce del día y a las doce de la noche, de la puerta o jardín de una iglesia, una ota keke. Cuando este iye esté preparado, se pone junto con la ota keke en un plato que se coloca delante de Shango y se le da una ayapa (jicotea) a Shangó y al plato. Se coge la leri y un hueso de la pata delantera derecha de la ayapa y se hacen iye y se ligan con el iye del plato. Se forra en asho fun fun y pupúa o en cuero de un abo de Shango. Vive en la batea de Shangó y cuando vaya a salir, lo lleva en el bolsillo.

INSHE OZAIN (RESGUARDO) ADOBARE: Se carga con una ota keke ilé okun (del mar), ota keke ilé Ibu (del río), añarí okun y de ilé Ibu (arena del mar y del río), bogbo inle (distintas tierras), que se preguntan cuántas y cuáles son, ewe atiponla, tete Nifa, raíz de canutillo, de cardón, de cardo santo, de tete telegun (bledo colorado), de maravillas, cochinillas y bichos recogidos en el cementerio; limayas de todas clases, un alacrán, bibijaguas (si son del cementerio mejor), tierra del cementerio, raíz y corteza de aragbá (ceiba). Este inshe solo come eyele. Las ota, antes de ponerlas en el inshe, se lavan con el agua de mar y de río y omiero, al que no puede faltarle el ewe sargazo. Se forra con cuentas de color ámbar, amarillas y verde el macuto, que se pregunta si va en bolsa de tela blanca y roja o en cuero de abo de Shangó. Cuando esté terminado, la primera comida se le da junto a Shangó.

NOTA: es el camino de los alacranes. Obra de Osalo Fobeyo para recuperar la memoria y para quitar eggun.

OBSESORES CON ESHU MODDUBELA DE DOS CARAS: Se le da obi omi tutu a Eshu Moddubela (Elegbá de dos caras). Se tiene preparado un omiero con siete hierbas de Elegbá compartidas en dos ikoko de barro (esta es la obra de las dos cazuelas que aparece en la página anterior).

NOTA: Esta obra se la hizo Awo Joaquín Salazar Osalo Fobeyo el día 7 de mayo de 1957 en su ilé a una hija de Elegbá. Se le hace a la persona que tenga este Oddun en Atefa, mano de Ifá o Ikofá, o que tenga guerreros y en una vista (registro), le salga este Ifá.

OBRA PARA SALVAR A UN ENFERMO: Este trabajo se hace en casa del awo. Un osiadie, una eyele, una muda de ropa (la que llevó el enfermo al hospital), una cruz de madera, una palangana con agua añilada, un obi, una itana, oñí, otí, awado, etc.

Se atefan (se escriben) los signos de Eggun en la cruz (este no es signo de Egun, pero hay que ponerlo en todas las obras que se hagan por sentencia de Olofin, para que la misma vaya al cielo, si no, no camina), Otura Niko, Oshe Yeku, Irete Yero (Irete Wori), Ogunda Logbe, Ogunda Fun, Oyekun Meyi, Osa Meyi y Oragun (Ofun Meyi).

La ropa se le pone a la cruz simbolizando al enfermo. Se pone la palangana de agua añilada delante de Eshu (si es Eshu Bi mejor). Se le da obi omi tutu a Eshu Bi, se toca la ropa y se le asesora de la magnitud de la obra. Se le hace Sarayenye a ropa del enfermo con el osiadie porque está vistiendo la cruz, y se le sacrifica a la ropa y a Eshu Bi. Se le da una eyele a Eshu Bi pidiéndole por la recuperación del enfermo. La cruz se rompe. Se vuelve a dar obi omi tutu a Eshu Bi preguntándole si todo está correcto. Si falta algo, se pone sobre la cruz. Todo se envuelve echándole bogbo ere (distintos granos comestibles), maíz seco crudo y tostado, oñí, otí, etc., y se lleva a donde haya dicho Eshun Bi cuando se pregunte por el coco. El agua de la palangana va para la calle durante el tiempo que el awo hace esta obra. Tiene que tener su cabeza cubierta con un gorro blanco. Después se tiene que hacer ebó con lo que diga Orunmila.

Este ebbo puede ser con: akuko, un malaguidi (muñeco macho de madera), una igba (jícara) con su tapa con los ingredientes del ebbo dentro. Se lleva al río y allí se echa y se le echa oñí al río. Si no coge este ebbo. El awo preguntará, hasta que coja uno.

INSHE OZAIN (RESGUARDO): Se hace iye con caracoles de babosas con sus bichos dentro, que se tuestan, las tierras que coja, los palos que coja, los demás ingredientes que coja (todo preguntando a Orunmila). El iye (polvo) se reza en el tablero con Oshe Tura, Osalo Fobeyo y Otura She. Y se canta tres veces: «bitiri Yukaradi Lafiya Igbin Kantofifun Kodide». Se le pone dentro del macuto una aikordie (pluma de loro) y una ota de imán keke. Se forra en tela blanca y roja o en piel de abo de Shangó o en donde diga Ifá.

OBRA DE OSALO FOBEYO:

Se pone una ikoko de barro en el patio y se le echa ewe, atiponla, odundun, ewe tete, ewe ou, una aikordie y un eñi eyele que lo hayan abandonado en el nido. Ese eñi eyele se renueva cada vez que se consiga uno.

OBRA PARA SACAR A UNA PERSONA DE LA CÁRCEL: Un garabato de palo yamao con nueve cascabeles entizados con mariwo, que se para encima de Elegba y se le da un akuko junto con Elegba, llamando tres veces a la persona con el garabato, pidiéndole a Elegba que lo saque del ilé de Oshosi (cárcel). Después la leri del akuko se le engancha a Elegba en la cuchilla.

OBRA PARA QUITARSE DE ENCIMA LAS MALAS INFLUENCIAS: Osalo Fobeyo se tiene que bañar de vez en cuando con omiero de aberikunlo (espanta muerto), albahaca, mondonguera y sargazo macho (sandoval), para quitarse las malas influencias que adquirió o se le pegaron en el espacio del alma del mismo durante el viaje del cielo a la tierra al tiempo de nacer. Hay una leyenda que dice que Osalo Fobeyo, el hijo de Oshún, desde los pies hasta los hombros, de ahí hacia arriba todo le pertenece a Shangó. Tiene cicatriz o marca en el cuerpo o en el cielo de la boca.

OSALO FOBEYO OPARALDO ILÉ.

Un osiadie, una itana, un obi, una ikoko de barro o teja de barro de canal, una casita de madera, otí, efun, dos eñi adie, un gajo de espanta muerto, un gajo de sargazo macho (Sandoval), un gajo de albahaca y un gajo de algarrobo, un pedazo de tela blanca, uno de tela negra y uno de tela roja.

La ikoko o la teja se unta de epo y de efun y por dentro se le pinta Otura Niko y Osalo Fobeyo. Se le echan unas hojas de sargazo macho y un poco de oti y se pone encima de los paños, que ya están en el suelo dentro de un círculo de efun donde se escribió la atena de Oparaldo en el siguiente orden: primero el paño rojo, encima el paño blanco y encima de este el paño negro, que también tendrá pintada la atena del Oparaldo. La persona se para delante de esto. La casita se pone dentro del círculo donde se encienden las dos velas.

A los tres paños, que serán de un largo de una vara, se les saca una tira a cada uno de ellos, se ponen uno al lado del otro y se unen al medio con un nudo. Entonces, midiendo del nudo central que ata las tres tiras hacia un extremo, a la mitad a cada tira se le hace un nudo por separado (ya tenemos cuatro nudos).

Del medio al otro extremo se calcula la mitad y a cada tira se le hace un nudo por separado (ya tenemos 7 nudos).

Se tuercen por una punta las tres tiras y ahí se amarra el osiadie por las patas (ya tenemos ocho nudos). Al otro extremo de las tiras se le hace lo mismo y se ata juntas un gajo de cada hierba (ya tenemos los nueve nudos).

En una vasija apropiada se hace omiero con hojas de albahaca, de espanta muerto, de algarrobo y de sargazo. Se le entrega al individuo la tira que aprisiona al osiadie y a las hierbas para que todo lo sostenga sobre su frente. Se procede a darle obi omi tutu al Oparaldo, moyugbando como el awo acostumbra.

Se procede a hacerle sarayenye a la persona, cogiendo el awo el osiadie y las hierbas que atan las tiras, y el interesado da vueltas en sentido contrario como se mueven las manecillas del reloj. El awo dice: «sarayenye Bakuno, Sarayenye Bakuno, Osiadie Aremu. Sarayenye Bakuno, Sarayenye Bakuno, Oparaldo Alado. Sarayenye Bakuno, Sarayenye Bakuno, Oparaldo Somo». Después de limpiarlo bien y cantar varias veces ese suyere, lo para de espaldas a él, le pone el osiadie y las hierbas en la nuca, reza el oddun iroso tolda, le sopla un buche de oti en la nuca y de un fuerte golpe mata el osiadie sobre las telas que están dentro del círculo. Le ordena al interesado que recoja la casita, que se la ponga debajo del brazo y se retire a otro lugar lejano sin mirar atrás.

Cuando se le va a hacer el desprendimiento, después de rezar iroso tolda, se le canta: «osalo Fobeyo Piriti Piriti, Omode Alara. Osalo Fobeyo Piriti Piriti, Omode Alara. Osalo Fobeyo Piriti Piriti, Omode Alara Laminagadda». Cuando se dio coco que todo eboda, se recoge todo. El osiadie y las hierbas se envuelven junto con los cocos en los paños y después en papel de estraza sin letras, y se ponen en un lugar apartado del círculo. Todos los presentes comienzan a lavarse la cara, la nuca, las articulaciones del brazo y de las piernas en la vasija donde se hizo el omiero. Después, en todos esos lugares del cuerpo señalado, se les echará un poco de oti, y luego se untarán efun en la cara y nuca, y mientras hacen esto, el awo canta: «aberokunlo Koshe Wao. Aberikunlo Fumi Wao».

Después, con el omiero que quede, se baldea donde se hizo el oparaldo con una escoba para borrarlo todo. El interesado sale de la casa llevando la casita debajo del brazo para darle la vuelta a la manzana. Cuando sale de la casa, coge hacia la derecha. Otra persona entonces recoge el paquete del oparaldo para llevarlo a su destino y al salir de la casa coge por la izquierda. Ambas personas no se pueden cruzar por el camino.

Cuando regrese el de la casita, tiene que esperar a que regrese el que fue a botar el oparaldo, para que entren juntos y se laven la cara, la nuca, las articulaciones de brazos y piernas con un poco del omiero que se separó para este fin. Después hacen lo mismo con oti y efun. Al que va a botar el oparaldo se le paga 1.05 pesos de derecho. La casita se queda dentro del ilé.

Cuando awo se ve este ifá o le sale a la persona que registra por intori arun, señala perdida. Si es intori ikú, hay que hacer ebbo con una cepa de plátanos y lo demás que diga Orunmila.

INSHE OZAIN CONTRA ASHELÚ: Cenizas de tabaco y polvo de igbin (babosas) y todo lo demás que marque Ifá. Se pone al lado de Elegba una ikoko con agua de mar y un huevo de gallina.

PARA PROBLEMAS DE JUSTICIA: Se coge un coco de agua y se le abre un agujero por arriba y se cuelga sobre Elegba para que vaya cayendo el agua gota a gota. Se preparan dos cazuelas con omiero de sargazo, artemisa, almácigo y oti. Una se pone detrás de Shilekun ilé y se marca, ya que con esta se tiene que bañar al final de la obra; la otra se pone detrás de la puerta del patio. Durante 16 días, ambas cazuelas se van cambiando de lugar y se les echa agua y otí según se vayan secando. A los dieciséis días, se baña con el omiero de la cazuela que el primer día pusieron detrás de la puerta de la calle y la otra se bota para la calle. Se coge un coco de agua o un huevo de gallina y se le pone a Elegba y se le enciende una vela. Después se presenta el coco o el huevo en la leri al interesado y mientras da vueltas, el awo canta el suyere de este Ifá. Después se le deja a Elegba, pidiéndole que lo libere de sus enemigos.

Se hace ebbo con: akuko, dos eyele fun fun, …

Cuando se le dan las eyele al Orisha que las haya cogido, se les pasa al interesado los cuellos de las palomas por su leri para que coja un poco de sangre.

Cuando el awo canta «sorolo Shorolo», Se Contesta: «omode Alara, Laminagadda».

Se tendrá preparado un hilo blanco embarrado en orí y efun, que se le coloca a la leri y encima se le pone el algodón y el paño blanco.

Cuando la persona ha tomado ogu (brujerías), se coge corteza de la mata de güira cimarrona, cáscara de plátano verde vianda, hojas de cundeamor y 16 ataré. Todo se pone a secar al sol y se hace iye, y se reza en el tablero con Oshe Tura, Osalo Fobeyo Y Otura She. Después se pone en un plato al lado de Shangó o de Elegba (se pregunta) y se le da un akuko al orisha y al plato. Después el polvo se pone a secar al sol y se le da a tomar al interesado.

Hay que sacudir el latón de la basura en la calle porque sus enemigos le echan basura en el mismo (brujerías). Se ruega la leri al pie de Obatalá. Se le pone ishu a Orunmila y a Olodumare. Se le da un akuko tuerto al egun del padre, si es difunto. Se baldea el portal de la casa con agua jabonosa, sal y ceniza. Se baldea el portal con omiero de acelga. Se le da una eyele a Eshu arrodillando al interesado, de forma que no quede frente a este, cantando el suyere: «piriti Piriti Omode Alara«. Después, el interesado pisará la eyebale del piso y el cuerpo de la eyele. La eyele se asa con epo, se le echa eku, eya, awado, se entiza con hilos blanco y negro y se le pone delante de Eshu. Después, se lleva a donde este diga con el coco.

SECRETO DE OBA KOLAGBA:

Un muñeco varón, con cara de hombre, tallado en madera de cedro, de cuerpo entero y de pie, sosteniendo con su mano derecha a un akuko por las patas, también tallado en cedro. Va montado sobre una Eleggua (calabaza) también tallado en cedro. La carga va en el barrero de la cabeza.

Carga: asho de leri de malu, de abo, de ayapa, de aparo, de adie, de aluko (gallareta), de etu, de eyuele, eku, eya, epo, awado, orí, efun, igbin, oro, plata, colmillo de leopardo, raíz de palma, de ceiba, de ortiguilla, obi kola, osun, eru, orogbo aira, 16 ataré, oñí, vino seco, vino tinto.

Se lleva a consagrar al pie de una ceiba, allí se abre un joro joro, a un lado se pone a Shangó y del otro lado al muñeco ya cargado. Se moyugba y cantando se llama a Oba Kolagbi: «leye Mari, Oba Ati Obaye Oriye Alafin» (En el mundo sin Oba Kolagba no se puede entrar en el trono de Alafin). Mientras se canta, se le da a Shangó y a Oba Kolagba dos ayapa y dos eyele, que se dejan en el joro joro y se tapan con tierra.

Se lleva a Shangó y a Oba Kolagba para la casa, donde Oba Kolagba se lava con omiero de atiponla (espanta muerto), ewe tete, prodigiosa, verdolaga y peregun. Después se les da de comer a Shangó y a Oba Kolagba un akuko meyi y un aparo meyi.

PARA MUJER: Que se cuide los senos y que no permita que se los lesionen en el acto sexual, para que no se enferme de cuidado de los mismos. Puede que esté loca. Hay que hacerle oparaldo… ifá osobo. Maltrata a la madre y la tiene abandonada, pues no se preocupa por ninguno de sus problemas. El marido está loco. Cuidarse de estar en paños menores en la casa, pues hay un vecino que la observa a través de una ventana. Tiene que desarrollarse espiritualmente para que pueda resolver todos sus problemas. Tiene que hacer santo, pero después que se desarrolle espiritualmente. Apartarse de las malas compañías que la inducirán al mal, a todo lo ilícito, para que no tenga problemas morales con la familia ni con las amistades, ni tenga problemas con la justicia.

EBBO: Akuko, adie meyi, ounko ocdan, agboran obini, 6 leri eya tutu, 6 leri ekuyele, eku, eya, epo, jío jío meta, osiadie, dos mameyes, opolopo owo. Jío jío para Elegba; ounko oddan y adie meyi para Oshún; osiadie para Shangó, que se le cocina con bastante harina de maíz y quimbombo.

EBBO: Akuko, eyele meta, tierra del pie de una roca, frijoles, carita, awado, eku, eya, epo… Después del ebbo los frijoles caritas se riegan alrededor de la manzana de la casa, los que sobren se siembran en el patio de la casa.

EBBO: Akuko, una adie, una etu, una eyele, tres cepas de plátanos, una cadena, eku, eya… Opolopo owo.

EBBO: Akuko, inzo de eshin, bogbo igi, tierra de una barranca, abiti, un lazo, un freno, eku, eya, epo, opolopo owo.

EBBO: Akuko, 4 eyele, una jícara con ishu y epo, una jícara con omi, orí, efun, abiti, tierra de lo alto de una loma, eku, eya, epo, opolopo owo. El akuko para Shangó, la leri umbebolo y el cuerpo se le pone en la jícara con ishu y epo y se le pone delante a Eshu. Las eyele: dos para Obatalá y dos para Kofibori después del ebbo. Todo se lleva a lo alto de una loma y allí se le presenta a Olofin y a Olorun (al sol), pidiendo la persona lo que desea resolver y allí se deja.

BASTÓN OPA EGGUN: Opa lekeb ku ku eggun. Es de dos caras, se carga con cepa de plátano, leri de eggun, raíz de plátanos, leri de akuko, limayas, eru, obi, kola, osun, 7 atares, aberikunlo, oyouro, mariwo, 7 bibijaguas vivas, aikordie, epo, oñi, oti, eku, eya, awado, iyefa, asho pupua con osalo fobeyo pintado. Lleva por fuera los siguientes signos: Oshe Tura, Otura Nico, Ejiogbe, Ojuani Boshe y van tapados con ileke de cada uno, nueve cuentas con un shawuaro, se lava con omiero. Come eyele meyi fun fun, vive al lado de orun y para llamarlo se reza: «osalo Fobeyo Oya Kandiegun Ashe Morufa Kerere Omito Eggun Layere Ifá». Ebbo y si dice iré alle: hay que diluir un eko en una jícara con epo, oñí y echarlo por encima a Elegba y ponerle una navaja entizada en tres hilos distintos arriba de Elegba y hacerle una lámpara a Shangó con huevos de paloma. El eko se diluye con agua.

EBBO PARA QUE NO SE VAYA A GASTAR UN SOLO CENTAVO O PARA SI YA LO GASTO: Un güiro, un mazo de leñas, bollos, epo, owo la mello, tontu ello eyele.

EBBO PARA QUE GANE LA GUERRA: Se le matan dos guineas a Shangó en el medio del patio y se le da eku, eya, epo a Eshu.

NOTA: cuando viene un Osha muy fuerte o furioso se le dirá tres veces: «ero Baba, Kalite» y como sea santo se tranquilizara.

REZOS Y SUYERES.

REZO: Piriti Adifafun Eshu Adifafun Oyore Lorubo Eyele Lodafun Shangó Y San Lázaro.

REZO: Manillagada Labe Torique Illa Osa Lofobello Piriti Adifafun Eshu Yeku.

REZO: Osalo Fobeyo Osalu Fafello Cabeosa Oma Untori Oma Lordafun Babalao Olofin Orunmila Lorubo.

REZO: Osa Lobe Osa Uluforbello Safu Tocalero Ofu Yere Guegue Nisaguin Aikordie Eyele Meyi Enemi Owo.

REZO: Osalo Fobeyo Piriti Piriti Piriti Amene Llagada Labe Labe Torillaomu Bere Okanshoko Eguiditi Cohete Alara Okanshocho Edidilampe Shangó.

REZO: Eshu Iyelu Osu Ilé Foguo Tina Alacusita Meta Ileogre Focolleri.

SUYERE: Piriti Piriti Omode Alara. Piriti Piriti Omode Alara. Piriti Piriti Omode Alara, Laminagadda.

REFRANES:

1.- La mosca sobre el tigre no atemoriza al tigre.
2.- Después de frita la manteca vamos a ver los chicharrones que quedan.
3.- La babosa que baila no falta de su casa.
4.- Sabe el precio de todas las cosas, pero no sabe el valor de ninguna.

RELACIÓN DE HISTORIAS O PATAKÍES DE OSA OGBE.

1.- EL CAMINO DONDE HABLAN LAS DOS CARAS.

PATAKIN:

Aquí Olofin le dijo a Elegua: «Si cuando yo te silbe en el monte tú me encuentras, te mando a casa de Orunmila para que te haga Ifá». Olofin silbaba y se escondía detrás de la mata de plátanos y Eshu no podía verlo. Ya Eshu estaba molesto y comenzaba a descontrolarse, cuando Shangó acertó a pasar por allí y, al ver a Eshu molesto, le preguntó: «¿A ti qué te pasa que estás molesto?» Eshu le contó lo que sucedía. Shangó le dijo: «Ponte detrás de mí y tú miras para allá y yo para acá». Cuando Olofin silbó, Shangó le dijo: «Pícaro, estás detrás de esa mata de plátanos y ahora nos tienes que pagar el Ifá a los dos».

NOTA: Aquí hablan las dos caras.

2.- EL PERRO Y EL CAZADOR.

PATAKIN:

El perro vivía en el monte y cuando llegaba el cazador, el perro les avisaba a los pájaros y estos se iban, evitando ser atrapados. Hasta que un día, cansado el cazador, se llevó al perro a su casa y lo fue domesticando. Algunas veces el cazador iba solo al monte y otras veces iba con el perro, hasta que un día el perro comenzó a ladrar en el monte para mostrarle al cazador dónde estaban escondidos los pájaros. Desde entonces, el cazador tiene buenas presas y los pájaros comenzaron a andar errantes, huyendo.

3.- EL CAMINO DONDE ORULA DECIDIÓ QUEDARSE EN LA TIERRA.

PATAKIN:

Olofin mandó a Orunmila a la tierra para que la arreglara. Orunmila empezó a enviarle a Olofin animales utilizados en las rogaciones, para que cuando terminara, pudiera regresar. Sin embargo, aunque Orunmila cumplía con todo lo indicado por Olofin, también tuvo que dedicar tiempo a una mujer con la que llegó a tener un hijo. Cuando Olofin le ordenó que regresara, considerando el tiempo que había pasado desde que estaba en la tierra arreglándola, Orunmila le respondió que regresaría para no desobedecerlo, pero que no podía abandonar a sus hijos. Le suplicó que le concediera más tiempo para así completar la tarea de arreglar todo correctamente y enviar los animales. Fue entonces cuando Olofin le indicó que se quedara en la tierra por el bien de todos.

4.- CUANDO LOS ARARA ESTABAN GUERREANDO CON LOS IGERE.

EBBO: Se matan dos guineas en el medio del patio a Shangó y se le da eku, eya, epo a Elegba.

PATAKIN:

En este camino, los arará estaban guerreando con los iguere y este se fue a casa de Orunmila. Él le mandó que hiciera ebó con etu Meyi y que después se lo hiciera a Shangó en el medio del patio. Iguere así lo hizo y después de darle las guineas a Shangó, este se presentó en casa de Orunmila. Allí, Orunmila le ordenó a Shangó que fuera a la guerra con Elegbá para que ayudara a Iguere a ganar la guerra. Ellos así lo hicieron, donde Iguere triunfó venciendo a todos sus enemigos.

5.- EL SECRETO DE LA TIERRA LODO NILE.

REZO: Eshu Obra Kule Le Ku Lona Guiyelu Ofolaye Lona Lodo Nile Bara Lodo Griyelu Eggun Griyelu Obara Ku Lona Yenye Ieile Griyelu Ofa Koun Odedile Ilé Yegua Buruku Lode Inle Kole, Bara Laye Ibae Ibatoro Arao Ru.

SUYERE: Ofalode Oni Shangó Obara Layeni Griyelu Inle Ilé Baye.

EBBO: Osiadie meta, eyele meta, eñi adie okan, obi tutu, itana okan, malaguidi okuni, asho ara pupua, asho dun dun, eran malu, orí, efun, eku, eya, epo, awado, opolopo owo.

PATAKIN:

Olofin vivía con gran preocupación porque en la tierra de Lodo Nile, salían todos los eggun por la noche. De repente, mandó a todos los orishas a Lodo Nile, pero ninguno pudo darle cuenta de lo que sucedía allí. Hasta que un día, Olofin, sin querer separarse de Shangó, le dijo: «Tú debes ir a la tierra de Lodo Nile». Shangó respondió: «Cuando llegue allí, quizás tenga que quedarme».

Así lo hizo Shangó y emprendió el viaje hacia la tierra de Lodo Nile, comenzando a cantar: «Griyelu lona lona ni Shangó» (esto ocurrió a las 12:00 a.m.). Griyelu, al oírlo, empezó a rogarle a Shangó: «Shangó Lodo Lodo Nile, Obara layeni Lodo Lodo Nile».

Ambos se abrazaron y Shangó le reveló la misión que traía y le dijo: «Tengo un gran secreto para ti que debes saber, pues tu vida es desesperante por la falta de este secreto». Griyelu y Shangó hicieron un juramento y Shangó le confesó el secreto. Griyelu se refugió en su casa, que era el ile de Yewa, cubriéndose con alacranes machos. Shangó le dijo: «Yo voy por el camino y dentro de tres días estaré aquí».

Shangó llegó a la tierra de Ole Dile, donde habitaban alacranes hembras desesperadas. Llevaba consigo tres jícaras con mantecas diferentes: eye, elede y adi. Se las untó en el cuerpo, se puso un antifaz de cuero y se echó a dormir. Todos los alacranes hembras se situaron sobre Shangó y él comenzó a arrastrarse para llegar a la tierra de Lodo Nile, llevando madera carcomida en las manos y en los pies. Los alacranes hembras lo seguían.

Cuando Shangó llegó, comenzó a cantar: «Esie lodeo, esise Griyelu baye lona esisse». Griyelu empezó a decir: «La nu nagado por el leri de Shangó». Todos los alacranes machos que tenía Griyelu y los alacranes hembras de Shangó se reunieron y entraron en la casa donde dormía Griyelu. Este se asustó y le dijo a Shangó: «¿Qué has hecho?» Shangó le respondió: «Hoy a las 12 de la noche sabrás el secreto que te falta. Vamos a buscar un gallo rojo». Griyelu le dijo: «Aquí lo tengo».

Cuando dieron las 12 de la noche, Shangó tomó los alacranes y los sumergió en aceite de palma, ataré y cubrió la boca de Griyelu, dándole de comer el ojo de un gallo negro. Luego le dijo a Griyelu: «Vamos hacia donde está Olofin». Al llegar, Shangó dijo: «Aquí está Griyelu, quien posee el poder y el secreto, y sabe por qué la gente de Lodo Nile se enferma repentinamente».

Griyelu se postró frente a Olofin y le dijo: «Mi padre, en Lodo Nile ya nadie se enferma, la muerte no busca a nadie y es una tierra muy pequeña, donde solo vivimos Yewa, Oduduwa y yo. Olokun nos visitaba pero se fue, dejándome a mí. Salgo a realizar esta obra como un secreto y fundamento para: ‘Oluo obani laye lekun Orisha Obara Kule awo laminagada Abaluloye Osa Obaranilawo obani lekun Orisha Obara Kule leku lona Griyelu Awari Eggun Oba ni Shangó'».

Olofin bendijo a Griyelu y a Shangó, y le dijo a Griyelu: «Tú me defenderás de todo lo malo». Griyelu abrió la boca y Olofin le dijo: «To iban Eshu». «Váyanse ahora a Lodo Nile y cuando lleguen allí, verán que los alacranes devorarán a la madre».

Griyelu reflexionó y le dijo a Olofin: «¿Por qué es así?», y Olofin le respondió: «¿Sabes quién es tu madre?» Griyelu contestó que no lo sabía. Olofin le reveló: «Cuando tu madre te llevaba en su vientre, a los siete meses, una espina de aroma le abrió el vientre y naciste. Gunugun se la comió a tu madre y Aja la arrastró y la colocó en el Joro Joro, cubriéndola con tierra. Por eso, donde tú vives y donde yace enterrada tu madre, se llama Lodo Nile, y tu madre se llamaba Odo Irosi».

Griyelu lloró y le dijo: «Lo único que te pido es que no me quites la virtud de seguir haciendo siempre lo que he hecho».

6.- EL SECRETO DE LA GUERRA ENTRE SHANGO Y OGGUN.

REZO: Osalo Fobeyo Eni Beye Ifá Ara Ni Lola Agua Olofin Eggun Oba Ni Oba Oba Yeni Ifá Eni Shangó Osalo Fobeyo Eri Ni Ifá Laminagada Guayeni Olorun Lobeyo Ifá Yebe Yebe Omo Eggun Guarara Beyeni Ifá Olofin Beni Lele Re Oni Shangó Lobeyo Oboyoun Borun Lorun Agua Laye Ifá Osalo Fobeyo Omo Ni Alara Fobeyo Pricoloye Abeyofun Laminanada Tori Yampobi Lampe Shangó Ifá Kaferefun Olofin Ifá Kaferefun Shangó Ifá Kaferefun Oggún Omo Keke Bereni Ifá Shangó Oba Nire Oba Ibolo Agua Lobe La Jere Omo’na Yegun Fobeyo.

EBBO: Eyele meyi, eya tutu, otí, oñí, esheri, aya, ámala, osiadie, orí, efun, eku, eya, awado, obi meta, itana meta. bogbo igui, ewe fa, eleguede, jío jío, ina de Shangó, ina de Oggún, ota meyi, agogo, agada, un pedazo de raíl de línea, opolopo owo.

DISTRIBUCIÓN:Antes de comenzar el ebbo, se le dan akuko fun fun meyi a eggun y las leri umbeboro. Las ota meyi, ina meyi, agada y el pedazo de asheri van dentro del ebbo. Se le ponen a Shangó y a Oggún ámala y aila con los ingredientes de cada uno y allí se le reza muy bien dándole obi. Se pone a Obatalá en el centro, y a Shangó a un lado y a Oggún al otro lado, y allí se da eyele meyi, la leri umbeboro, los eya tuto merin, meyi para Shangó y meyi para Oggún. El osiadie con los ingredientes son para Elegba.

La eleguede se le pone a Shangó, pero antes se rellena con opolopo epo, opolopo oní y se le da eyerbale de eyele, y al otro día el aleyo al que se le hace el ebbo lo llevará a igui, se le da obi a Shangó y se pregunta cuál igui. El pedazo de raíl de líneas es para Oggún. El agogo se le pone a Elegba para llamarlo junto con Oggún cada vez que haga falta.

Este ebbo va para un camino y donde exista alguna mata de aroma, preferiblemente. Al otro día de realizar el ebbo, el awo se hará un omiero con ewe tetenifa para limpiar a Shangó y a Oggún, y después que limpian, se le echan opololo oni. El jío jío se le entrega a la persona para que se limpie a las doce de la noche y lo suelte; después cogerá un buche de otí y lo soplará hacia arriba de manera que le caiga en la cara.

PATAKIN:

En la tierra de Abeye Beyé Ifá vivía Ama ni Lorun, quien estaba siempre preocupado debido a las constantes peleas entre sus hijos Shangó y Oggún. Él desconocía la razón de esas riñas y un día decidió ir a la tierra de Ni Lola, donde residía la Iyare de Shangó y Oggún.

Al llegar, Ama ni Lorun preguntó a Iyare por sus hijos. Ella respondió que estaban muy bien, se llevaban de maravilla y se querían mucho. Ama ni Lorun quedó satisfecho y se dirigió a la tierra de Obe Yeni Ifá para consultar con Awo Beni Boye. Allí, este Ifá le reveló algo que disgustó mucho a Ama ni Lorun. Awo Eni Befe Ni Fa comenzó a adivinar todo lo que él había venido a descubrir y luego le preguntó: «Quiero saber cuál es la razón de la disputa entre Shangó y Oggún». Entonces, Ama ni Lorun realizó el ebbo y al soltar los akuko fun fun, le hizo la pregunta a Eggun Oba Ni Oba.

Comenzó a limpiarlo y luego lo ungió. Cuando Eggun Oba Ni Oba lo opaba y cantaba: «aberekun Gua Yoreo Aberekun», Ama ni Lorun tuvo una revelación y vio a Shangó y Oggún, quienes eran mokekere y estaban peleando. Oggún salió corriendo y se escondió detrás de una colina, mientras que Shangó se enfureció, gritando a Oggún: «Eres un tramposo y un chismoso, siempre le cuentas todo a la Iyare Oroina. Amas más a tu Iyare que a tu padre». Luego, Shangó empezó a enviar rayos y truenos hacia Oggún.

Oggún, asustado y sofocado, comenzó a llamar a su padre, pero Ama ni Lorun no podía acercarse a ellos porque Shangó estaba muy enfadado. Entonces, Ama ni Lorun tuvo que recurrir a Awo Ene Beye Boye Ifá, quien le dijo: «Hay que llamar a Eshu». Este respondió: «Muy bien, lo haré». Awo Ene Beye Boye Ifá agregó: «Toma este agogó para que intervenga».

Cuando Eshu llegó, Awo Ene Beye Boye Ifá le dio de comer awado nina, oñí, otí y yosí adié, y le cantó: «Elegba Boboro Bori Baye, Eshu Boboro Bori Baya, Oggun Magua Ni Laye, Shangó Bora Kelele Guao Ma Ni Laye«. Y Elegba, repitiendo el canto, se fue acercando a donde estaban Shangó y Oggún, cantando y con una igba en la mano llena de aila y eya tutu. Cuando Shangó y Oggún vieron esto, inmediatamente se calmaron y se acercaron a donde estaba Elegba, quien les dijo: «Tienen que ir a ver a su padre, Awo Ama ni Lorun, quien está muy disgustado con ustedes». Oggún y Shangó comieron de lo que les ofreció y luego se dirigieron hacia donde estaba Awo ni Lorun.

Mientras caminaban, Oggún tocaba el agogó y cantaba: «beneri Lade Inle Agua Ori, Oggún Moguayeni, Osrishe Bara Lekun Lele Boraleku Lele». Awo Ama ni Lorun estaba sentado en la casa de Awo Ene Beye Boye cuando ellos llegaron. Awo Ama ni Lorun tomó a Shangó y lo sentó en sus piernas y dijo: «Este es mi hijo Shangó, el que más me quiere, y por eso tendrás todas las virtudes del mundo».

Oggún le dijo a Awo Ama ni Lorun: «Yo me convertiré en hierro, y sin mí en el mundo no se podrá hacer nada. Serviré para el trabajo y para todas las cosas». Entonces, Awo Ama ni Lorun dijo: «To Iban Eshu», y Oggún se transformó en hierro.

Awo Ama ni Lorun se alegró mucho y dijo: «Ustedes dos serán los más útiles en la tierra. Cuando vaya a Unyen, ustedes dos estarán a mi lado, y a partir de hoy, la tragedia entre ustedes dos llegará a su fin». Awo Ama ni Lorun tomó una eyele meyila y se fue a Unyen junto con Oggún y Shangó, y desde entonces no hubo más guerras entre ellos.

7.- LA VIRTUD DEL ABERIKUNLO.

EBBO: Osadie meta, eyele meta, eku, eya, awado, oñí, orí, efun, medida del cuerpo de un asha, obi, malaguidi con ropa usada del interesado, asho de 9 colores, una muda de ropa usada, un pedazo de carbón vegetal, ewe aberikunlo y opolopo owo.

DISTRIBUCIÓN: Un osiadie, una eyele (para los guerreros), un osiadie para eggun (protecciones del interesado) con sus ingredientes, 2 eyele para kobori del interesado; un osiadie con sus ingredientes para oparaldo. Descripción del oparaldo: En medio del ebbo, cuando se llega al segundo tablero y se llega a Ogbe Roso, se procederá a realizar el oparaldo. Allí, la ropa usada del ebbo se le pone al interesado y la ripiará encima. Acto seguido, se estrellará el osiadie en el suelo, se le pasará el cuchillo por el cuello al osiadie sin cortarle la leri. Esta operación es para darle eyebale a los paños en los que se han pintado Otura Niko, Osalo Fobeyo u Odi Fumbo. Después de terminado el oparaldo, se le da eyebale a los guerreros y alebo. Se pregunta donde va esto.

El oparaldo va colgando de un árbol, preferiblemente de álamo. Cuando se termine el ebbo, se le da de comer a un eggun protector de la persona. Se prepara una cazuela de omiero de aberikunlo, albahaca, perfume, otí, orí, oñí, efun. Por orden de antigüedad, todos los presentes se lavarán la cara y el oba cantará: «aberikunlo Mareo Foshewao, Aberikunlo Iku Mareo Foshewao, Aberikunlo Aron Mareo Foshewao». A continuación, se coge la ikoko, se recoge la casa, se trapea y el resto se bota para la calle. Por último, el awo le hará kofibori al interesado con eyele meyi. El awo mandará a darse tres baños con ewe aberikunlo del cuello hacia abajo.

PATAKIN:

Al principio de la creación del mundo, todos los ewe recibieron la gracia de poseer cada uno sus propiedades y así, unos servían para curar, otros para trabajos de distintas clases y otros ejercían el poder de la vida y la muerte con el ewe ofa (álamo), y de esa manera, Olofin otorgó la virtud a cada clase de ewe.

En un pueblo de aquellos tiempos, los habitantes no podían vivir en paz debido a la gran cantidad de eggun diabólicos que allí residían. Estos espíritus, al caer el sol, salían de sus escondites para cometer fechorías y sembrar el terror entre los atemorizados pobladores. Estos espíritus malignos eran dirigidos por una mujer que practicaba la hechicería y vivía en las afueras del pueblo.

Los habitantes, cansados de esa situación, decidieron acudir a casa de Orunmila para que les indicara cómo poner fin a ese estado adverso que estaban experimentando. Designaron a uno de ellos como representante para que fuera a consultar con Orunmila, ya que habían notado que a pesar de vivir en el mismo pueblo, él era el único al que los espíritus no molestaban y podía salir a cualquier hora del día o de la noche sin sufrir percances.

Cuando el representante llegó a casa de Orunmila, este le realizó la consulta y vio este Ifá, y le dijo: «todos ustedes deben realizar el ebbo oparaldo para liberarse de las malas influencias de los espíritus malignos». Siguiendo las indicaciones de Orunmila, todos realizaron el ebbo oparaldo y al finalizar, Orunmila les entregó a cada uno un poco de omiero de aberikunlo para que se lavaran la cara, los brazos y la nuca, y les aconsejó que siempre tuvieran a mano una rama de aberikunlo.

A partir de ese día, la tranquilidad, la salud y la prosperidad regresaron al pueblo al ser destruidos los poderes infernales de los eggun malignos y de la hechicera, ya que al no poder destruir al pueblo, los espíritus malignos se volvieron contra la mujer que los dirigía.

8.- ADIBORA ENCUENTRA COMPAÑÍA.

REZO: OSalo Fobeyo Ayani Ifá Awo Lodo Ni Lorun Osalo Fobeyo Awo Nayani Awo Obini Alelo Mosewara Ni Oshun Apetevi Ñañire Ifá Oni Orun, Tiwa Ni Ocshe Erwa Odudua Oba Ni Awo Ni Alara Omo Ni Shangó Do Dowa Wi Awena Socomayo Eni Adodo Wara Ni Ifá Obini Belele Ayona Ni Lorun.

EBBO: Akuko, adie meyi, chivo capon para Oshún, agboran obini, leri eya tuto (6), leri ekutele (5), eku, eya, awado, eko, oñí, jío jío meta para limpiar a la persona y darselo a Elegbara, osiadie para Shangó el cual se le cocina con amala ila y 2 mameyes.

PATAKIN:

En este camino, Adibora se encontraba desesperado y atravesando dificultades. No encontraba felicidad en su hogar y la buscaba en el mundo. Vestido descuidadamente y sin esperanzas, un día se cruzó con dos codornices en el camino. Las llevó al río y se las ofreció a Oshún, con quien entabló conversación. Luego, tomó cinco otáses y las consultó con el obí. Oshún le respondió: «nanirco orubó». Adibora se quejó ante Oshún y ella le aconsejó: «agbonenifa aborinawá» y le recomendó que se pintara «awó ni lódé ifá lobeyó» (cabeza grande en Ifá). Le dijo que estaba pasando por problemas debido a su terquedad, que se sentía aburrido en casa y que no conseguía lo que deseaba. En su hogar, no se sentía querido y salía a caminar con preocupación, cantando: «shonshon lawa nó shonshon lawa nói shonshon».

En una casa cercana vivía una mujer huérfana de padre, junto a su madre. Ella tenía una gran fe en Oyá y consultaba con un igbá lleno de agua. Se quejaba ante su bastón por su vida solitaria y la falta de un padre. Awó ni lódé, un adivino del dilogún, predijo que el padre santo fallecería y que la madre, Iyá Toribí, organizaría una fiesta a la cual ella asistiría, aunque no supiera bailar. Llegado el día de la celebración, a pesar de su falta de habilidad en el baile, la mujer se animó a bailar. Adibora reflexionó: «Voy a encaminar mi vida» y comenzó a relacionarse más con los demás.

Adibora se encontró con awó ni lódé, quien le brindó un consejo. Aunque ella lo escuchó a regañadientes, él le sugirió que se pintara y siempre luciera bonita, ya que conocería a alguien que se enamoraría de su apariencia. Sin embargo, awó ni lódé hizo un juramento en el cual ella creyó con dificultad. Aun así, con mucho esfuerzo y tras contarle su problema y las dificultades que enfrentaba, ella decidió acudir a casa de Orunmila. Él trabajó en su pensamiento, pero Adibora murmuraba entre dientes: «oni oni ebora» y gradualmente comenzó a cambiar su forma de pensar. Ella le prometió a Oshún y a Orunmila que cumpliría con sus enseñanzas.

Adibora puso su corazón en ello, ya que recorría el mundo enfrentando dificultades para ayudar a su madre. Ella le expresó a awó ni lódé su deseo de tener un hijo como apoyo en la vida, en caso de que él faltara.

«Ñaña ogui yenya eggun». Este era un bastón en el cual ella tenía fe y que la ayudó mucho. De vez en cuando, le daba comida y lo llamaba «Llanilorun Ñaña Iyá Bebé Ni Lorun» (hay que darle de comer al muerto con otá keké ni ilé okun, otá keké iyé odo, atiponla, tetenifa, raíz de canutillo, raíz de cardón, raíz de cardo santo, raíz de terio, raíz de aroma, limaya de todas clases, un alacrán, bibijaguas y, si son del cementerio, mucho mejor. Raíz y cáscara de ceiba). Este inshe solo come paloma.

Las otás, antes de meterlas en el inshe, se lavarán con agua de mar y agua de río. No puede faltar en este omiero el ewé zargazo. Este inshe se forra con cuentas de color ámbar, amarillas y verdes. Cuando se termina la primera comida, es junto a Shangó.

9.- EL SECRETO DEL OKPELE.

REZO: Orunmila Aguoreni Ifá Oyoni Un Shawo Olorun Opele Eru Ifá Opele Atasiboni Ifá Ñaña Orire Sisikoda Awo Ibarola Opele Oni Magba Inle Shango Eriri Loyu Otito Omaye Nifa Ol Owa Orunmila Osalo Fobeyo Abitila Oloku Rare Opele Nishawo Baba Agboniregun Orunmila Otito Opele Onishe Oni Shanwo Awo Mabi Oyo Ogbetunia Lara Ozain Awe Yolo Oninja Agba Ashe Mayenifa Omo Osalo Fogbeyo Lodafun Ozain Kaferefun Shangó Lodafun Eshu Y Orunmila.

EBBO: Akuko, adie meyi, eyele, aparo, güiro amargo, bogbo ileke, bogbo ashe, bogbo igui, eru, eya, awado, otí, oñí, itana, obi, opolopo owo.

PATAKIN:

En la tierra Oní Mawó Inlé, donde Shangó mandaba, enfrentaban problemas, pues él se valía de su adivino de confianza llamado Opele Oyú Otítọ́ Mayé Ifá, pero este a veces no quería trabajar para Awo Ibarola y le decía las cosas al revés, y entonces las personas no lograban resolver sus problemas. Esto generó dudas acerca de Awo Ibarola.

Desesperado y sin saber qué hacer, Awo Ibarola decidió dirigirse a la casa de Shangó, mientras cantaba: «Awo Ibarola, Oba Ifá weo. Shangó oluluo, Iba Ifá weo».

En ese momento, Shangó salió a su encuentro y le dijo: «Yo sé por qué has venido. Tú eres Awo Ibarola, hijo de Osalo Fobeyo. Estás resentido porque el adivino que Olofin te dio en la tierra de Alara te engaña. Como has estado fuera de esa tierra durante mucho tiempo, has olvidado el secreto que te dio Awo Mobi Oyo cuando te entregó tu adivino». Luego, Shangó sacó un eñí adié marcado con Osalo Fobeyo y Ogbe Tuanilara, y limpió la cabeza de Awo Ibarola mientras entonaba: «Shoro shoro, omode Alara Ashebo ashebo laminagada».

Shangó le dijo: «Con esto, ve y limpia a tu adivino y llévalo a Elegbará, él te dirá qué debes hacer». Awo Ibarola regresó a su casa por la noche, limpió a su adivino Okpele y llevó el eñí adié a Elegbará, quien le dijo: «Vayamos a la casa de Ozain para que él complete el secreto y tus adivinos no te engañen».

Cuando salieron, Elegbará le dijo a Awo Ibarola: «Rompe el eñí adié en la esquina y llama a Elegbará». Luego, se dirigieron hacia la tierra de Ozain, conocida como Olokuraye, mientras tocaban un agogó y cantaban: «Iba Lelekun Awo Ibarola, Ozain Awaniyi Olokuraye, Omo Osalo Fobeyo».

Ozain salió a su encuentro y Awo Ibarola le rezó: «Ozain alere elesekan peluko meyi siraya asire ese sara lebre elari. Oliye Oggún bebeolo Ori peke ebbo mada areo obisho Ozain Oiori ika Awo Ibarola Omo Osala Fobeyo».

Entonces, Ozain le dijo: «tienes que ir a preparar el gran secreto de Okpele, para que nunca te engañe». Awo Ibarola se puso en camino con Ozain y llegaron al pie de Opefa donde había una enredadera. Ozain cogió un güiro largo de la enredadera y le dijo a Awo Ibarola: «este es un secreto, se llama ‘Awe Yolo’, prepáralo con el Okpele y, a lo que te quede, le echas Eku, Eya, Awado, Oñí, Otí y le das Jío Jío Okán y lo dejas en el monte».

Awo Ibarola preparó el Okpele y entonces Ozain le dijo: «coge todos tus Okpeles y entiérralos al pie de Opefa, échale Eku, Eya, Awado, Oñí, Otí y Atare Merindilogun». Según Ibarola iba enterrándolo, Ozain iba cantando: «opele Loyú Esitíto, Ese Ifá Iré Enisó, Otiti Nitosí, Orumalé Igba Abona Osiká. Abona Ifá Iré Opele Kenimá Shéré, Opele Kenimadale Bale Ikú, Opele Nidale Ifá Balelé Otito Mayé Ifá».

Ahora lo dejas 7 días y a los 7 días lo vienes a buscar con Eyelé Meyí para sacarlos. Así lo hizo Awo Ibarola y sacó los Okpeles donde le dio Eyelé Meyí de su Leri a los Okpeles e iba cantando: «Opele Agüerení Shawó Mayé Ifá. Opele Agüerení Ahawó».

Entonces llegó Shangó con Ozain y le dijo: «vamos a terminar de consagrarte en este secreto». Ozain traía ewé para Shangó y le dijo: «Lávalos todos con esto y llévalos a tu casa y allí le das Adié Dun Dun junto a tu Ifá».

Awo Ibarola se puso en camino y cuando en su casa estaba dándole de comer a su Ifá con los Okpeles, llegó Shangó y le dijo: «lo que te falta para tener todo el poder es el inshe que tiene que tener cada uno». Entonces, Awo Ibarola le dio Akuaro Meta a Shangó junto con los Okpeles y después Shangó le dijo: «dale Íña hasta Afoshé junto con ewé ayo dudú, 3 espigas de Awado, Atare Meta, ewé para mí y lo pones en la pata izquierda. Con eso siempre se cumplirá lo que diga Okpele».

Entonces, le dijo: «cuando los vayas a usar, tienes que preguntar cuál de ellos te servirá en el día». Eso lo preguntas a Olorun y a Tikantari y le dices: «Opele unshawo otito mayé Ifá, Olorun mabí oyo, Opele Ifá un soro».

Entonces, ves la letra y coges otro y haces lo mismo. El que tenga mayor es el que Olofin nombra para que te sirva ese día, pues tú eres Awo Ibarola Osalo Fobeyo.

NOTA: De vez en cuando debes poner a comer tus okpeles conmigo, dijo Shangó. Y uno de ellos vivirá siempre conmigo para que nunca más engañe a ninguno de los hijos de Orula y su tierra sea próspera. Solo usarás para ti el que te consagre Awo Yolo, ese nunca te va a engañar. Desde entonces, la tierra de Onimawa Inle Omo Osalo Fobeyo comenzó a tener prosperidad y seguridad.

10.- DONDE ABITA (EL DIABLO) COME CON OLOFIN.

REZO: Osalo Fobeyo Leri Agua Lele Abita Eri Unyen Bor Boro Omayeni Bele Bele Osalo Fobeyo Elegua Tishe Moyare Ounyen Leri Oba Agua Bere Lele Eri Elegba Fumi Laye Bi Omi Ounyen Olofin Elegua Obara Ni Osalo Fobeyo Guelele, Guelele Lobyo Kuiri Kui Baye Ni Bara Olofin Elegba Moba Tishe Ina Olofin Kinshenl Abita Ounyen Aba Leri Agua Ni Olofin.

EBBO: Leri akuko meta umbeboro, leri de eya tuto meta umbeboro abala kama ina manila, ewefa, igba con bogbo tenuyen, agogó, bogbo asho malaguidi, bogbo ileke igui, eyele marun (dos para Obatalá), osiadie meta fifeshu, eyele dun dun okan, ounyen abita eku, eya, awado, oñí, otí, orí, efun, itana marun, obi meta, opolopo owo.

NOTA: El ebbo se hace sobre las doce del día o después de la oración.

PATAKIN:

En la Tierra Oma Yeni Bele Bele vivía una abita que se hacía pasar por un gran personaje, y todo el mundo le tenía un gran aprecio y sentían un gran respeto hacia él, al mismo tiempo que le tenían gran consideración, pues todos los días él iba donde Olofin a oír a quien se sentaba en la otra cabecera.

Elegba era el cocinero de Olofin y era quien servía la mesa. Después de que Abita se marchaba, Elegba le preguntaba a Olofin por qué Abita se podía sentar en la otra punta de la mesa. Elegba siempre miraba a Abita con disgusto y le servía la comida con malas ganas y de prisa, y Olofin, quien lo estaba observando, le decía a Elegba «Kuele, kuele». Elegba miraba hacia Olofin y se hacía el que no oía. Elegba estaba pensando en una maldad que él quería hacerle a Abita, por lo que Olofin siempre lo requería.

Un día, Elegba salió a la calle a las 12 del día, cogió abalakana y la encendió. Empezó a llamar a Abita con una eyéle dun dun y cantando y llamando a Eggun, a quien le daría eyéle meta para buscar la confirmación entre Eggun y Abita. Elegba siempre repetía la misma ceremonia a esta hora, pero Abita se mantenía escondido y a esa hora no salía a la calle.

Un día, Elegba cogió un eñi adie y, estando el eñi adie cargado a las 12 del día, le dio eyéle dun dun y comenzó a tocar el agogo y le dio eyebalé de eyéle meta a Eggun. Abita no salía, pero observaba, y al ver aquello, se asustó y comenzó a ver sombras. Salió a la calle mientras Elegba cantaba: «eggun Agualodeo Bayekun Orun Abaniye Logua Eggun Abita Mogua Nile Ocuoro».

Entonces salieron todos los Eggun, los cuales confundieron a Abita, y este, enseguida, cogió abalakana ina y la eyéle dun dun y se puso a bailar alrededor de la eyéle y después se la comió. Elegba, viendo a todos los Eggun y Abita sofocados de susto, comenzó a tirar agua limpiándose con la osiadie que tenía en la mano y cantaba: «Eggun Baleku Lode Eggun, Bolo Un Lode Un Lolenlo Ayebi Lorun Awa Lole Awa Lole Abiyeru Kun Olorun Eggun Abeye Ni Ku Oorun Agua Lode».

Entonces, los Eggun se fueron retirando y Abita se fue aplacando. Elegbara se dirigió al ile de Olofin, donde este le dijo: «Yo he visto todo lo que tú has hecho, pero te voy a perdonar porque tú también pasaste un buen susto. Tú querías saber el secreto por el cual es que yo siento a Abita en la cabecera de mi mesa a oír, pero no te lo voy a decir».

Abita seguía viniendo a comer a casa de Olofin y Elegba le servía aparentemente contento, pero Olofin comprendía que no era así y Abita suponía que todo lo que estaba ocurriendo era por cuenta de Elegba. Abita venía a casa de Olofin disfrazado de distintas formas para que Elegba no lo reconociera. Abita tenía la sospecha de Elegba, pero no lo podía acusar por no tener pruebas. Elegba había preparado el eñi adie aquel día, pero un día en que Abita vino a comer, a Elegba se le olvidó hacer la ceremonia del eñi adie y cuando Abita llegó, se sentó en la cabecera como de costumbre y Olofin en el otro lado.

Elegba no pudo aguantar más y le dijo a Olofin: «Yo hoy necesito que usted me diga la verdad sobre el porqué Abita se sienta a la otra cabecera delante de usted». Olofin le dijo: «Tú ves esto que está ahí, es la representación de todo lo malo que hay en el mundo, ya que el mundo, para que exista, tiene que existir lo bueno y lo malo. Tú, Elegba, por la falta que has cometido, servirás para lo bueno y tómala a partir de ahora. To Iban Eshu. Tú le hiciste una maldad a Abita y lo quisiste confundir con Eggun. Tú, Elegba, servirás en el mundo, harás tu propia voluntad, confeccionarás a todos los que vivan en la tierra en lo bueno y en lo malo, y esto lo tendrás que compartir con Abita. Y desde hoy, ya no serás más mi cocinero, ni me servirás más la mesa. Seré yo quien te sirva la comida para que tú hagas mi voluntad, porque sin querer te he tenido que dar parte de mi secreto».

Olofin cogió una igba con bogbo tenuyen y le dio a Elegba y Abita juntos. Después, le roció oti y le encendió una itana y dijo: «Esta itana representa la vida de mis hijos en la tierra y según dure esta itana, así será de duradera la vida de todos ellos».

11.- DONDE OSALO FOBEYO SE HIZO VERDUGO DE SUS PROPIAS VÍCTIMAS.

REZO: Kutu Kutu Inkines Larifa Oru Orun Adifafun Alaño Niki Bakulado Odua Oro Ki Ikú Lasharawo Ipo Kereregue Nila Ofo Leri Ebbo Ifá Ila Kururu Igui Orun Adifayoko Adifafun Alawo Nishubo Kofi Obori Eleda Eggun Ewe Afoma Shesi Olorun Fin Lorda Fun Odudua Kaferefun Eggun.

EBBO: Eyele marun, akuko, una teja, una igba de ishu con una igba omi tuto con orí y kofibori eleda.

SUYERE: Oroniki Bakulado Osalobeyo Mayagara Irki Ikue La Sherewa.

PATAKIN:

En este camino, Alaño recibió el cargo que le dio Olofin y lo mismo podía estar en el cielo que en la tierra cuando así lo deseara, pues este era Osalo Fobeyo y señalaba que lo mismo vive aquí que en el otro mundo.

En los primeros tiempos, Oddun hacía el servicio para los vivos y los muertos simultáneamente por no haber aparecido hasta entonces un buen corazón para estar al lado de Olofin, y cada vez que Oddun iba a hacer los sacrificios propiciatorios, tenían problemas, pues los eggun que amparaban a esas víctimas siempre quedaban penando y había gran revolución en el mundo.

Alaño era un ser de buen corazón y tenía muy buenos sentimientos, pero a pesar de ser así, la gente abusaba de él y no le pagaban las hortalizas. Por este motivo, contrajo deudas que tuvo que pagar dando la siembra a las personas que no pagaban, así como a las que le robaban. Tuvo que vender la finca para terminar de pagar sus deudas, y se puso a trabajar a las órdenes del rey como su verdugo. En este trabajo se sintió muy mal y fue a casa de Orunmila, quien al verle las marcas de su cuerpo enseguida reconoció a Osalo Fobeyo. Entonces le marcó ebbo para sentarle su eggun protector, le rogó la leri y le mandó a poner el ebbo en alto. Al tercer día de presentado al cielo, por la mañana, Olorun le dijo que lo llevara al pie de una loma y, a los tres días, debería llevarlo a una manigua. Orunmila mató al akuko y las eyele, embarrando su cuerpo con la eyebale, y la leri del akuko la echó en el ebbo. El cuerpo, con la igba de Ishu con eyebale, lo puso tres días a Eggun y lo mandó a llevar a la manigua con la rogación de la leri. Cuando Alaño puso su jícara en el monte, vino Elegba, que lo estaba mirando, y le preguntó si sabía tratar con los eggun y orishas. Alaño respondió que sí, y Elegba le preguntaba por qué andaba embarrado en sangre, a lo que él le dice que su oficio era el de verdugo. Entonces Elegba le dijo: «Ven conmigo a casa de Oduduwa», donde Oduduwa, al ver las marcas de su cuerpo y la sangre que tenía pegada, reconoció a su omofa Osalo Fobeyo y vio que era el hombre que necesitaba para solucionar su problema. Así, entró Alaño en el templo de Oduduwa.

Oduduwa lo arrodilló delante del secreto de Orun Lala, donde le quitó la rogación de cabeza y la puso sobre la teja de Orun. Le dio de comer a Eggun y a Orun, y le daban odara a la consagración de Alaño como kande de Oduduwa, y con eso terminó el problema de los eggun, los cuales perturbaban las ceremonias de Oduduwa. Quedó Osalo Fobeyo como sacrificador de las víctimas de Oduduwa.

Este es el motivo por el cual se le da eyebale a la persona que recibe Oduduwa. Se le canta Osalo Fobeyo y se le da a la rogación de la leri encima de las piezas de Orun, las cuales se llevan al joro joro.

El Elegba de este signo se llama Eshu Alaño Nibe.

12.- EL CABALLO.

REZO: Opele Gere Gere Adifafun Osalo Fobeyo Imbati Unlo Loya Umbawa Arara Inla Moni Yagada Labelade Intori Eshin Adifun Eshu.

EBBO: Un akuko fifechu, inso de eshin , igui varia yaraoko, abiti, bogbo ashe, bogbo ileke, opolopo owo.

PATAKIN:

Había un hombre que tenía un caballo muy hermoso, similar al que montaba Obatalá. Dondequiera que llegaba, presumía de su poder y gran sabiduría. Un día, mientras iba por el camino, se encontró con un joven que intentó darle consejos sobre cómo cuidar a su caballo. Sin embargo, el hombre le respondió con arrogancia: «¿Qué puedes enseñarme a mí, que soy Osalo Fobeyo? Soy el hombre más sabio de esta región».

El joven, que resultó ser Elegba, se disgustó por la forma en que fue tratado y decidió tenderle una trampa para mostrarle quién era en realidad.

Un día, Osalo Fobeyo tuvo que ir a la tierra de Arara. Sacó su caballo del corral y lo ató a un árbol cerca de una laguna donde había pasto alrededor, dejándolo allí. Osalo Fobeyo se dirigió al campo de Arara, mientras el caballo, al estar atado, comenzó a dar vueltas alrededor del árbol y se fue enredando cada vez más. El caballo dio tantas vueltas que llegó un punto en el que ya no podía moverse ni respirar, y como no tenía inteligencia, finalmente se estranguló y se ahogó.

Las aves carroñeras empezaron a rondar el lugar, revelando así la muerte del caballo. La gente del pueblo se percató de que aquel hombre no supo cuidar lo que era suyo debido a su negligencia y desobediencia.

Cuando el hombre regresó y vio la pérdida de su amado caballo, comprendió lo mucho que había perdido al no haber escuchado los consejos que le dieron.

13.- EL SECRETO DE LA GUERRA ENTRE OSHÚN Y OBA.

PATAKIN:

Shangó tenía numerosas mujeres a las que visitaba sucesivamente para pasar días y noches, pero amaba particularmente a Oshún, que sabía complacerlo con ademanes amables y temperamento voluptuoso. Ella usaba todas las armas de que dispone la mujer bonita y coqueta para retener a un hombre. Todo esto excitaba a sus compañeras y una sola de ellas, Oba, vino un día a preguntarle cuál era su secreto que le aseguraba los favores de su esposo Shangó.

Oshún le explicó que era retener a los hombres por el estómago y que su secreto consistía en servirle sus manjares favoritos, alegando que sin malicia y que como buena compañera y esposa, la enseñaría cómo preparar una cierta sopa que haría maravilla a Shangó, y la invitó a regresar algunas horas más tarde.

Oba regresó en el momento indicado. Oshún había anudado alrededor de su cabeza un pañuelo que le escondía las orejas y hacía una sopa en la que nadaban dos zetas. Oshún se las enseñó a Oba, diciéndole que eran sus orejas que se las había cortado y puesto en la caldera, agregó diciendo que Shangó estaría encantado de esta deliciosa atención.

En ese mismo instante apareció Shangó, probando la sopa y la encontró en efecto exquisita y se retiró con Oshún.

Algunos días después llegó el tiempo en que Oba debía hacerse cargo de Shangó y ella puso en práctica los consejos de Oshún; se cortó una oreja y la hizo cocinar en una sopa destinada a Shangó. Este no mostró ningún placer al ver a Oba desfigurada y cubierta de sangre y encontró repugnante el plato que ella le servía.

Oshún regresó en ese instante, retirando su pañuelo, tenía las orejas intactas, burlándose de Oba. Esta furiosa se precipitó sobre su rival y hubo una batalla entre ambas.

Shangó montó en cólera y echó fuego por la boca pero no contra las mujeres, que asustadas huyeron y se transformaron en dos ríos que hoy llevan su nombre.

Al cruzar el río Oshún no se debe pronunciar el Oba, si no está furiosa lo ahoga inmediatamente, recíprocamente no se debe hablar de Oshún al pasar el río de Oba. Estos dos ríos desembocan el uno del otro en su confluencia, las aguas son extremadamente agitadas y se entrecortan furiosamente en recuerdo de su pasada aventura.

14.- CAMINO DONDE NACIÓ EL AFEITE A LA MITAD DE LA CABEZA PARA EL IGBODUN DE ORISHA

PATAKIN:

En la tierra de Ashanti, hace muchos años, vivía un rey llamado Akanaba (Aggayú), quien tenía muchas mujeres e hijos. Entre ellos, se encontraba un joven llamado Aban, que era un viajero al que le gustaba recorrer los bosques.

Un día, mientras paseaba por un bosque, fue asesinado por error por un guerrero del rey llamado Aliño, quien era Oluo en tierra Mina. Aliño consultó Ifá y recibió el siguiente mensaje: debía colocar el cadáver del príncipe en un saco, llevarlo a la puerta del harén de Akanaba, echar un poco de miel en la puerta y dejar allí el bulto. Aliño siguió las instrucciones y se marchó.

En ese momento, Akanaba percibió los pasos de Aliño, pero como era de noche no pudo verlo. Solo vio el bulto de una figura masculina y, tomando su lanza, la lanzó con fuerza sobre el bulto, exclamando: «¿Quién se atreve a entrar por la noche en la casa de las mujeres de un rey tan poderoso como yo?». El bulto fue atravesado por la lanza con un terrible impacto. A la mañana siguiente, el rey descendió personalmente para ver a quién había matado y se horrorizó al descubrir que era su propio hijo. Comenzó a lamentarse diciendo: «¡Desdichado de mí, he matado a mi hijo favorito!».

Entonces, la gente de la tierra proclamó: «Akanaba ha matado a su hijo Aban, ya nadie está seguro de su vida».

En la ciudad vivía un joven llamado Afelu (Elegbara), quien se acercó a Akanaba y le dijo: «Escucha, no has sido tú quien ha matado a tu hijo, otro ha sido el responsable, y lo demostraré. Pero antes, debes sumergir tus armas en el río durante 9 días para purificarlas. Cuando las saques, te diré cómo encontrar al asesino de tu hijo».

Así fue como el rey Akanaba lo hizo. Entonces, Afelu sacó una navaja, la cubrió con Yefa raso y la lanzó al aire. La navaja voló hasta el palacio de Akanaba, donde afeitó la mitad izquierda de la cabeza de todos sus hijos varones. Luego, todos tuvieron que reunirse en el salón y Afelu declaró que aquel que tuviera la mitad de la cabeza afeitada era el asesino de su hijo. Sin embargo, se llevó una gran sorpresa cuando ordenó que se quitaran los gorros y vio que todos tenían la parte izquierda de la cabeza afeitada, incluyendo al propio Akanaba.

Entonces, Afelu tomó la navaja, la cubrió con Yofa y, por la noche, realizó una oración y la lanzó al aire. Esta vez voló hasta Aliño y afeitó la mitad derecha de su cabeza. Aliño tomó la navaja, la cubrió con Yefo y la lanzó al aire. La navaja volvió al palacio de Akanaba y afeitó la cabeza de este y la de todos sus hijos.

Al tercer día, todos se reunieron nuevamente y Afelu ordenó que se quitaran los gorros. Fue una gran sorpresa cuando vieron que todas las cabezas estaban afeitadas. Akanaba dijo: «No hagas más pruebas. Ahora estoy seguro de que no maté a mi hijo cuando lancé la azagaya, ya estaba muerto. Si continuamos con estas pruebas, acabaremos con todos. Por eso, a partir de este día, cuando se consagre a los reyes de mi linaje, el primer día se afeitará la mitad izquierda y al tercer día se afeitará la mitad derecha, y serán coronados con sami».

NOTA: De esta manera se establece la razón por la cual a Aggayú y Azojuano, cuando se inician, se les afeita la mitad izquierda el primer día y la mitad derecha el tercer día (de itá). El tercer día, el Babalawo los afeita. Esto es común en la tradición Arara porque los oluos son quienes realizan la iniciación.

15.- EL CAMINO DE AWO MOSAWERE.

REZO: Osalo Fobeyo Laminagada Agba Omayere Orenishe Abeniku Oresho Wa Okuri Buruku Ini Bainu Omo Omanifa Adajun Orun Bebe Ore Ikú Awo Ore Koya Oba Nishoro Shango Oshe Ore Eshu Kosini Kashoro Ore Manishe Niokoile Ni Eggun Tanishoro Enifa Omo Lona Osiku Eggun Niyeloko Oloshono Balende Ifá Eni Asiekebe Oloko Ogu Mosawere Awo Osa Lafobeyo Adifafun Orunmila.

EBBO: Auko jabado, etu, eyele dilogun, ewe okikan, ewe atori, zargazo, bogbo asho, itana, obi, otí, oñí, eku, eya, awado, opolopo owo.

PATAKIN:

En la tierra adyacente a Orun vivía Awo Mosawere. Era un hombre muy violento y a menudo ignoraba los consejos de Shangó y Orunmila. Tenía muchos problemas con la gente de esa tierra, lo que llevó a muchos a creer que no estaba en su sano juicio. Hasta que un día tuvo un altercado con otro hombre y Awo Mosawere lo mató.

Awo Mosawere escapó a casa de su amigo Awo Orekuya, quien vivía en esa tierra pero era de naturaleza diferente. Este hombre era amigo del oba. Awo Orekuya le hizo osode a Awo Mosawere y vio Osalo Fobeyo. Luego le dijo: «Vamos a realizar una ceremonia para que puedas escapar de la justicia, pero primero debemos enterrarlo y cubrirlo adecuadamente. Vamos a ver a Shangó para que te ayude en esto». Se pusieron en camino con un akuko jabado y una eyele, mientras cantaban: «awo Mosawere Makoso, Shangó Olpi Ore Mi».

En el camino se encontraron con Elegba, quien estaba conversando con Shangó al pie de Iki Okikan (jobo). Cuando llegaron, estaba lloviendo. Tomaron una igba llena de oyouro y se la dieron a Shangó, y otra con opolopo epo a Elegba. Ambos recibieron una eyele. Luego, Shangó tomó el eñi de la eyele en la que estaba escrito Osalo Fobeyo y lo pasó sobre la cabeza de Awo Mosawere mientras le cantaba: «Omo Shawere Shoro Omode Alara Osa Lofobeyo Laminagada».

Y le dijo: «Ahora ve a ver al rey». Mientras caminaban, Awo Orekuya preguntó: «¿Quién es más importante, tu madre o tu mejor amigo?» A lo que Awo Mosawere respondió sin dudar: «Mi madre». Entonces, Awo Orekuya preguntó: «¿No le contaste a tu madre lo que sucedió?» Awo Mosawere contestó: «No». Awo Orekuya le dijo: «Ve a verla y cuéntale lo sucedido». Al enterarse de los hechos, su madre se asustó mucho y corrió a ver al oba. Pero en lugar de ayudarlo, el rey ordenó que encerraran a Awo Mosawere. Ante esta situación, él comenzó a llorar y recordó a su amigo Awo Orekuya, y llamó a Elegba y Shangó: «Elegba Ako Lade Mokuo, Shangó Abo Dewa Mokuo, Lampe Elegba Ori Komoyu, Lampe Shangó Oreni».

Entonces, Elegba le dijo: «Yo te sacaré de aquí, pero debes saber que un amigo fiel, aunque sea difícil de encontrar, es más valioso que incluso tu propia madre, y tu amigo fiel es Shangó y Orunmila». Acto seguido, Elegba bañó a Awo Mosawere con ewe au, aragba y opolopo oti, liberándolo de la cárcel. Awo Mosawere y Elegba se dirigieron a la casa de Awo Orekuya, quien nuevamente le realizó osode y vio Osalo Fobeyo, y le dijo: «Todo lo que estás experimentando es resultado de un eggun que te persigue. Tú creías que podías ocultar la muerte de aquel hombre, pero la sombra de Eggun siempre estará sobre ti».

Acto seguido, Awo Orekuya tomó una igba y la ungió con epo, escribiendo Osalo Fobeyo en ella. Luego, le añadió omi orun y colocó un palito de ewe atare en su interior. Después de realizar el sarayeye, utilizó el palito de ewe atare para escribir Osalo Fobeyo en el suelo, cubriéndolo con ewe akikan, y comenzó a limpiarlo mientras cantaba: «Sarayeye Laminaga Yenyere, Ikú Oparaldo, Eggun Sareyeye Lona».

Seguidamente, sacrificó el akuko y realizó eyebale tanto a la igba como al ewe, sin consultar el signo. Luego, tomó la igba, el ewe y el akuko, y se dirigieron a Elese Ope, donde llamó a Shangó diciendo: «Shangó Akueyemede Adyacente A Orun Laye».

En ese momento, Shangó llegó y le dijo: «Para que puedas vivir en paz, te juro por tu gran secreto ‘Bebe Ore Ikú, y así nunca más podrán destruirte todos los arayes que te rodean».

SECRETO DE BEBÉ ORE IKÚ:

El Ikoko keke con tapa y nueve huecos, afoshe de 21 igui, gunugun de Eggun leri, 7 mates, 7 guacalotes, oyu malu, raspadura de los callos de los pies, leri y elese merin de bogbo keke, atitan entrada de la puerta y de los lados de ilé ikú, atitan de tres osideo obini, la obini debe tener 60 años, atitan de tres osideo okuni, un alacrán, una ota ilé yanzan, omi, ada elese egun, eku, eya, epo, awado, orí, ofun, otí.

Se prepara un omiero con ewe shewerekuekue, atori, almendra y hoja o palo de cocuyo. Luego, se lava el Ikoko con el omiero y se le añade Osalo Fobeyo. A continuación, se le echa la omijada a la leri y elese merin ologbo, junto con la leri de Eggun, la ota de ilé Yewa y todo lo demás. Se añaden también los okeyere de todos los enemigos convertidos en cenizas. Después, se incluyen las tierras. Antes de cerrarlo, se le da una ayakua, y luego se le añade etu. Finalmente, se colocan las leri en su interior. Todo esto se monta al pie de Ozain y se le da un akuko para que lo entierren al pie de Aragba.

16.- LOS SENOS. (EL CAMINO DONDE SE MAMARON POR PRIMERA VEZ LOS PEZONES).

REZO: Adifafun Mamu Iyacle Ayun Erubo Ahereni Sokun Maye Kebu Bulele Maferefun Obakoko Sile Ozain Abeinshawe Re Ababiye Osa Lofubeyo Awo Odara Mami Inle Elegba Kosheda Eparoyo.

EBBO: Akuko, cinco eyele, un güiro, ajaro meyi, ileke bogbo orisha, cinco ikordie, cinco juju de distintas aves, bogbo tenuyen, opolopo owo.

PATAKIN:

En la tierra de Emu Ile vivía Iya Ile, una mujer de una belleza deslumbrante y unos senos que parecían joyas. A pesar de ser deseada por muchos hombres, ella era frígida y no sentía ningún tipo de atracción hacia ninguno de ellos, incluso entre sus pretendientes se encontraban guerreros y reyes destacados. Iya Ile gobernaba su reino con la misma fuerza que un hombre, y esta situación causaba tristeza en todos aquellos que observaban cómo su belleza se veía opacada por su frialdad y dureza.

En ese tiempo, llegó a Emu Ile un hombre llamado Osa Shewere, conocido como Oluo Ozain y hijo de Obakoso. Al enterarse de la singular belleza y el carácter de Iya Ile, decidió desposarla. Sin embargo, al ver que ella no mostraba interés por ningún hombre, decidió pedir ayuda a su padre Ozain. Realizó una obra que asombró a todos y su reputación como adivino llegó a oídos de Iya Ile.

Iya Ile planeaba una expedición para conquistar otra tierra y convocó a Osa Shewere para que le revelara el éxito de su empresa. Cuando él la observó, se le presentó Osalo Fobeyo y le indicó que para triunfar debía rendir homenaje a Shango, Elegba y Ozain. Sin embargo, la reina, que no seguía a los orishas y solo adoraba a Eggun como su único compañero, ignoró el ebbo y preparó su ejército para la conquista. Iya Ile solía luchar con el pecho descubierto y, antes de partir, un insecto le picó los senos. Ante la gravedad de la picadura, Iya Ile decidió seguir las indicaciones de Orunmila.

Shewere se postró ante el Emu Ashe, se enfrentó al Emu Meyi y rezó a Osalo Fobeyo. Mientras Iya Ile amamantaba al Emu Meyi a través del Ashe de Olofin y de Ozain, las marcas de la picadura sanaron y se convirtieron en los pezones que hoy conocemos. Iya Ile experimentó una sensación de placer nunca antes experimentada y su frigidez fue rota por el hechizo de Ozain. Después de ese suceso, realizaron el Ofikale Trupon. Shewere y Iya Ile contrajeron matrimonio y compartieron su reino, experimentando un amor profundo y una conexión materna para dar comienzo a una nueva era de amor.

17.- LA JICOTEA Y EL VENADO.

PATAKIN:

El venado, orgulloso de sus hermosos cuernos y su elegante cuerpo, se creía superior a todos los demás animales debido a su velocidad. Constantemente menospreciaba al sapo, al elefante y a la jicotea, burlándose del sapo por saltar en lugar de caminar, del elefante por no poder correr a pesar de su tamaño, y de la jicotea por ser lenta.

La jicotea, cansada de los constantes desprecios, acudió a Orunmila, quien le reveló este Ifá y le recomendó hacer un ebbo. Le indicó que llevara el ebbo al río y se lo entregara a Oshun. Además, le dijo que buscara a tres miembros de su familia. Siguiendo las instrucciones, la jicotea realizó el ebbo y concertó una carrera con el venado, en la que las tres jicoteas se colocaron estratégicamente en el camino: una en el punto de partida, otra en la meta y la tercera en el medio del recorrido.

Cuando el venado comenzó la carrera, la jicotea del medio le dijo: «¡Compadre, aquí estoy!». Pero en lugar de seguir corriendo, la jicotea se escondió. Al llegar a la meta, el venado se encontró con la otra jicotea que sostenía la bandera. En su regreso, el venado volvió a enfrentarse a la misma situación. Las jicoteas siguieron la misma estrategia, superando al venado gracias a su astucia. Finalmente, el venado cayó derrotado y muerto, agotado por tantas carreras.

De esta manera, las jicoteas lograron vencer al venado gracias al consejo de Orunmila, poniendo fin a su arrogancia y demostrando que la astucia y la estrategia pueden superar a la velocidad y la soberbia.

18.- OBA KALOBA.

REZO: Eniru Omode Keke Shangó, Ade Oba Osodeni Ifá Osalo Fobeyo Oba Timpa Embaye Kaferefun Orunmila, Adifafun Oba Kereba.

EBBO: Efun, abo, akuko, adie, ayapa, ibin, eyele, orí, etu, eku, eya, epo, opolopo owo.

PATAKIN:

En la tierra de Koso, vivía un rey llamado Emiru, conocido por su fama, poder y riquezas en todas las tierras yorubas. Shangó decidió poner a prueba a este rey y se transformó en un niño para visitarlo en su trono. «Permíteme gobernar el reino», le dijo Shangó, «pues soy el rey de todos los seres creados».

Emiru convocó a todo el pueblo y les dijo: «Este niño me pide que le ceda el trono, pero nadie lo conoce aquí». Entonces, el rey ordenó a sus hombres que lo mataran y arrojaran su cuerpo al río. Sin embargo, cada vez que lo mataban, el niño regresaba nuevamente al trono. El rey se dio cuenta de que si lo mataba por manos de las mujeres, tal vez no regresaría más. El niño, que comprendió las palabras del rey, comenzó a realizar saltos y milagros. Las mujeres lo perseguían, pero él saltó sobre un gran agujero, se subió a un árbol de ceiba y saltó de un árbol a otro. Finalmente, apareció muerto, colgado de una cuerda en una rama de ceiba.

Cuando las mujeres regresaron al palacio y le contaron al rey que el niño estaba colgado y en silencio, Emiru comprendió que el milagro no podía terminar de esa manera. Decidió hacer osode y el Ifá reveló que debía realizar un ebbo y llevarlo al pie de la ceiba donde colgaba el niño. El rey ordenó a uno de sus súbditos cavar un hoyo debajo del cuerpo del niño y luego cortar la cuerda.

Así se hizo y cuando el niño cayó, lo hizo sano y salvo. Todos en el lugar huyeron, excepto Emiru, quien le dijo a Shangó: «Sé que eres de la familia de Obakoso, ve y ocupa mi trono». Shangó respondió: «A partir de ahora, serás conocido como Oba Kaloba, el rey que guarda y protege el secreto de Shangó».

ESTE ES EL SECRETO DE OBA KALOBA:

Él es el guardián de Shangó; no es un orisha, sino un guardián de la corte del Alafin de Oyo. Se fabrica un muñeco de cedro que va sobre una calabaza tallada también en madera; el muñeco lleva un hueco en la cabeza y se carga con: leri de malu, de abo, akuko, adie, ayapa, de aluko (gallareta), de etu de eyele, eku, epo, orí, ibin, un pedazo de oro, colmillo de leopardo, raíz de palma, ceiba, ortiguera, kola, osun, eru, obi, orobosolo, ataré, oñí. Esto se lleva a consagrar al pie de la ceiba y allí se abre un hueco, al lado se pone a Shangó y al otro lado del muñeco se moyurba y después se llama cantando:

«leri Maru Oba Kaloba Ate Obayre Araye Alafin». (El mundo sin Oba Kaloba no puede sentarse en el trono del Alafin).

19.- POR QUÉ ES NECESARIO LO BUENO Y LO MALO.

REZO: Adifafun Orunmila Oribawa Olofin Omo Laye Omorisha Odara Eni Gbogbo Omo Omofa Gbogbo Omorisha Odara Ani Mayesun Kobawa Ologbo Toshe Moyeun Abita Ogueday Aya Ina Abita Gbogbo Omofa Iña Obara Lowa Esuelote Kaba Opo Telinshe Eruru Eggun Orun Inshe Opo Ina Kaferefun Abita Lodafun Orunmila.

EBBO: Ologbo, akuko dun dun, eyele dun dun, osiadie dun dun, eku, eya, awado, otí, oñí, epo, obi, itana, asho dun dun, gbogbo igui, gbogbo ileke, gbogbo ewe, opolopo owo.

NOTA: En este ifá se le da gato a abita, además de darle eyele dun dun, poniendo a comer a Elegba junto con abita. La comida preferida de abita ologbo toshe (la onza) pero como en cuba no hay se le da ologbo (gato). El osiadie es para oparaldo. En este ifa nació que a los humanos el babalawo no puede remediarle sus males de un solo golpe porque no se lo agradecen.

PATAKIN:

En la tierra de Yaya Okun Inle, vivía Orunmila junto a todos los Orishas. Tenían trabajo y provisión de comida para todos sus hijos, ya que todos los habitantes de esa tierra y de las tierras cercanas acudían siempre a la casa de Orunmila, conocido como Oribawa Awo, quien les escuchaba sus problemas y les indicaba que ofrecieran alimentos a todos los Orishas. De esta manera, siempre había comida para todos los omofa y omorishas.

En esa misma tierra también residían Abita y Ogueday, quienes buscaban tener control sobre la tierra y sumergían a los seres humanos en dificultades y descontentos. Sus hijos, llamados Omologu, alimentaban a Abita y Ogueday con los sacrificios de los Orishas obtenidos en las grandes guerras y conflictos que ocurrían en esa tierra. Así, el mal se extendía y los Omologu cantaban frente a su secreto: «abita Boro Boro Nilaye, Ogueday Boro Boro Nilaye, Olobo Toshe Boro Boro Nilaye, Ekun Boro Boro Nilaye, Koneun Boro Boro Nilaye». Esto generaba guerra y envidia, incluso entre padres e hijos.

Un día, Oribawa Awo pidió ayuda a Olofin y a Orun para acabar con esas malas situaciones en la tierra, y reunió a todos los Orishas. Decidieron que aquellos que buscaran a Orunmila serían juramentados en los secretos de Ifa, los Orishas y Orun, con el fin de poder salvar a esa tierra y a todos sus habitantes.

De esta manera, cada ser humano de esa tierra empezó a resolver sus problemas, los Omologu comenzaron a desaparecer y las sombras de Abita y Ogueday se alejaron de ese lugar. Los hombres y mujeres ya no tenían más conflictos: las mujeres no perdían a sus esposos, los hijos no morían y no había más enfrentamientos entre padres e hijos. Así, todos los seres humanos comenzaron a olvidarse gradualmente de la ayuda de Orunmila y los demás Orishas.

Sin embargo, todos los omofa y omorishas empezaron a tener dificultades y Oribawa Awo convocó a todos ellos para encontrar una solución y mejorar sus vidas nuevamente. Fue entonces cuando descubrieron el Ifa, Osalo Fobeyo, donde se les mostró que Olofin había creado el mundo con lo bueno y lo malo al mismo tiempo, y que la presencia de las sombras de Abita y Ogueday era necesaria en el mundo para obtener la provisión constante a través de su constante combate.

Ellos decidieron invocar a las sombras de Abita y Ogueday para asegurarse de que nunca les faltara comida. Le preguntaron a Oribawa Awo cómo podían hacer que Abita y Ogueday regresaran a esa tierra, y él les dijo: deben ofrecerles su comida favorita, que es el ologbo toshe, una criatura mitad gato y mitad tigre. Ellos buscaron al ologbo toshe y lo llevaron ante Orunmila. Este buscó una piedra en ile iku junto con tres jio jio dun dun y los trajo a esa tierra. Luego les ofreció eyerbale de oñi, malu, eya, todas las especies de árboles, las cenizas de los ancestros, ologbo, aya, eku, kiniun, y encendió tres lámparas. Arrodillado, comenzó a rezar el siguiente secreto: «abita Ogueday, Eya Iña Yaya Okun Inle Abita Ina Arara Abita Abagui Olu. Abita Ekun Ina Ogueday Aya Bekun Lofe Logbo Abita Ina Yekun. Abita Ina Yorun Ologbo Ekun Magua Keneun Ikú Ina Abita Eya Nileo».

Luego, tomaron al ologbo toshe y se lo ofrecieron a ese secreto mientras cantaban: «awo Ologbo Toshe, Baba Ologbo Toshe Ozain Ologbo Toshe Abita Baba Ologbo Toshe Abita Ekun Ni Ogueday«. Después, entonaron un canto llamando a Abita: «abita Boro Boro Nilaye, Ayenibi Ekun Boro Boro Nilaye, Ologbo Ologbo Toshe Boro Boro Nilaye, Ekun Ekun Boro Boro Nilaye Keneun Keneun Boro Boro Nilaye Baba Ni Lekun».

Todos los omofa observaron cómo la sombra de Abita y Ogueday volvió a cubrir la tierra, y con ello regresaron los conflictos, las guerras, la envidia y la destrucción. Todos los seres humanos volvieron a enfrentar dificultades y tuvieron que regresar a la casa de Orunmila para encontrar remedio a sus problemas. Así, siempre tuvieron comida para todos los omofa y orishas, y se comprendió que no se debe hacer todo por completo a los hombres, ya que no se recibe un agradecimiento efectivo.

20.- CAMINO DE GRANDES GUERRAS.

NOTA: En esta época Shangó vivía con Obba y Oggún con Yemayá.

PATAKIN:

En este camino, Shangó de Ima caminaba por el monte cuando se encontró con Oyá, quien vivía con Ogún. A pesar de esto, comenzaron una relación amorosa a espaldas de Ogún, lo que provocó tensiones entre Ogún y Yanzá cuando se enteró. Yanzá se lo contó a Shangó y ambos decidieron unirse. Ogún, desesperado, buscaba a Oyá cuando de repente se encontró con Shangó y pelearon.

Estas peleas desencadenaron una gran guerra entre el pueblo de Oddá Ekute, gobernado por Ogún, y el pueblo de Oyo, donde reinaba Shangó. Esta guerra se prolongó durante mucho tiempo y murieron prácticamente todos los guerreros de ambos pueblos. A pesar de esto, Shangó y Ogún continuaron peleando día y noche, solo refrescaban a la hora de la comida.

Hubo tanto tiempo de guerra que los alimentos se agotaron en el pueblo de Oyo, que era el escenario de estas batallas. Por otra parte, Oyá, a pesar del engaño por parte de Shangó, seguía ocupándose de él y, en una ocasión en que Shangó, debido a la escasez de alimentos en la que se encontraba su pueblo, se dirigió a casa de Oyá para que esta le diera de comer. Ella, sin saber qué hacer, le cocinó harina y como no había nada que echarle, se cortó las orejas y las echó.

Shangó comió opíparamente y se marchó a la guerra contra Ogún, ya que ese era el día decisivo de la batalla. Ogún había sembrado clavos en el terreno de las lomas para que Shangó no pudiera llegar hasta allí, pero Shangó utilizó el rayo y Oyá la centella, y así triunfó, y Ogún tuvo que deponer las armas.

Shangó se vistió con sus atributos y se dirigió a casa de Oyá para festejar la victoria. Cuando llegó, la encontró con las orejas tapadas y trató de quitarle el paño, pero ella se resistía. Hasta que finalmente pudo quitárselo y observó que le faltaban las orejas. Al ver esto, Shangó se sorprendió, retrocedió y le preguntó qué le había sucedido. Ella le contó lo sucedido, pero a pesar de todo, Shangó se refugió donde estaba Oyá, quien lo esperaba en el monte.

Oyá, llena de dolor y tristeza, se alejó de la casa lo más que pudo. Al poco tiempo, llegó Ogún y le preguntó la causa de su llanto y se puso a consolarla, pero Oyá no dejaba de llorar y su llanto se fue transformando en un río que lleva su nombre.

Oyekun

Oyekun y sus Omoluos: Significado, Refranes, Consejos y Más Había una persona que, estando mal de salud y en una mala situación, fue al...

Otura

OTURA Y SUS OMOLUOS: SIGNIFICADO, REFRANES, CONSEJOS. HISTORIA DE OTURA En los tiempos primitivos, cuando se formó el mundo africano, San Lázaro era conocido en el...

Oshe

OSHÉ: SIGNIFICADO, CARACTERÍSTICAS Y CONSEJOS Un viajero estaba tan cansado y sediento que se le nublaba la vista, en el camino encontró a un grupo...

Otrupon

OTRUPON/EJILÁ Y SUS OMOLUOS: SIGNIFICADO, REFRANES, CONSEJOS En cierta ocasión, siendo Argallú rey de una gran comarca, se enteró de que su pueblo pasaba hambre...

Osa

DICE OSA No sea falso ni traicione a su hermano. Habla de hijos, de distintos padres y madres, donde hay que quererlos a todos por...

Okana

OKANA Y SUS OMOLUOS: SIGNIFICADO, REFRANES, CONSEJOS Un poco de historia Había una persona que no era de malos sentimientos, pero siempre se estaba buscando problemas...

Ojuani

OJUANI (11) Y SUS OMOLUOS: SIGNIFICADO, REFRANES, CONSEJOS Ojuani nace de IROSO (4). Hablan en este oddun: Eggun, Elegba, Eshu, Oshún, Obaluaye, Obba, Ogún, Oshosi, Nana...

Ogunda

OGUNDÁ: Consejos, Refranes, Características y Más. Un hombre fue a pescar a un lugar en que ya estaba otro pescando. Tan pronto echó su jamo...

Ofun

DICE OFÚN No robes. No maldigas. No jures en falso. Presagia dinero. Hostilidad del ángel de la guarda con la persona. Dice Oshún que el...

Odi

SIGNO DEL DILOGGUN, ODDÍ Ú ODÍ: SIGNIFICADO, CARACTERÍSTICAS Y CONSEJOS. Donde, por primera vez, se hizo entierro. No se salga de sus costumbres. La lucha de vivir y...

Obara

SIGNOS DEL DILOGGUN OBARA: SIGNIFICADO, CARACTERÍSTICAS, CONSEJOS Y REFRANES. REZO: ONÍ BARA ALÁ BARA EYÉ BARA SIKALÉ OFÉ YU FE SIKATE LODAFÚN OLOYÁ ICHÚ ONÍ...

Iwori

IWORI: SIGNIFICADO, CONSEJOS E HISTORIA. MARUNLA (15) nace en ELLEUNLE OSA (8-9) su contraparte es MERINDILÓGGUN (16). Agradece el bien que te hagan y no te...

Iroso

Iroso y sus Omoluos: Significado, Refranes, Consejos y Más Un hombre fue enviado a gobernar un país. El hombre invitó a sus vecinos a un...

Irete

IRETE / METANLÁ: SIGNIFICADO, CARACTERISTICAS Y CONSEJOS HISTORIA DE IRETE / METANLÁ En los tiempos primitivos, cuando se formó el mundo africano, San Lázaro era conocido...

Ika

IKA / MERINLÁ HISTORIA DE IKA O MERINLÁ Orúnmila tenía una finca y los estudiantes del otro mundo venían a robarle la comida. Orúnmila hizo un...

Eyeunle (Ogbe)

EYEÚNLE (OGBE): SIGNIFICADO, RECOMENDACIONES, CONSEJO DE IFA, OMOLÚOS Y REFRANES. Había un Rey tan orgulloso, que no hablaba con nadie del pueblo, ni siquiera permitía...
Artículo anterior
Artículo siguiente
spot_img

De interés

Obbá Naní: Guía Completa

OBBÁ NANÍ, ORISHA DEL AMOR Obba Si Eleko Eni Obba Ofe Re Lekun Fe Enu...

Osun – OZUN: Guía Completa

¿QUIÉN ES OSUN - OZUN? Mayubao Akuana Iku, Arua, Ano, Eye, Iña, Araye, Ashelu, Omilu, Karakan, BukaUmbatisede Unlo. Osun Ozun es un Osha del grupo de Orisha...

Aggayú: Guía Completa

CONOCE LA HISTORIA DE AGGAYÚ: ¿QUIÉN ES?, CARACTERÍSTICAS, ATRIBUTOS, OBRAS O EBBOSES, CREENCIAS, SUS...

Ildeu: Guía Completa

IDDEÚ O ILDEÚ: EL HIJO PERDIDO DE OSHÚN   ¿QUIÉN ES ILDEÚ?   Ildeú es el tercero de...

Ainá: Guía Completa

AINÁ (SANTERÍA): ORISHA O SANTO QUE REPRESENTA AL FUEGO Y SE DEBE DE RECIBIR...

Eshu: Guía Completa

¿QUIÉN ES ESHU?: CONOCE SU HISTORIA, ATRIBUTOS, OFRENDAS, ATENCIÓN, REZOS, SINCRETISMO   HISTORIA DE ESHU  La historia...

Orunmila: Guía Completa

ORULA Ú ORUNMILA: CONOCE SU SIGNIFICADO, HISTORIA, ATRIBUTOS, OFRENDAS, ATENCIÓN, REZOS, FRASES, SINCRETISMO     ¿QUIÉN ES...

Orisha oko: Guía Completa

CONOCE LA HISTORIA DE ORISHA OKO, ¿QUIÉN ES?, CARACTERÍSTICAS, ATRIBUTOS, HERRAMIENTAS, CAMINOS. ¿QUIÉN ES...

Olokun: Guía Completa

OLOKUN, DUEÑO DE LAS PROFUNDIDADES DEL MAR: CONOCE LA HISTORIA DE OLOKUN, ¿QUIÉN ES?,...

Oduduwa: Guía Completa

CONOCE LA HISTORIA DE ODUDUWÁ, ¿QUIÉN ES?, CARACTERÍSTICAS, CAMINOS, PATAKÍ Y REZO   Oduduwa es una...

Babalú Ayé: Guía Completa

¿QUIÉN ES BABALÚ AYÉ?: CONOCE SU HISTORIA, ATRIBUTOS, OFRENDAS, ATENCIÓN, REZOS, SINCRETISMO, OBRAS O...

Obatalá

¿QUIÉN ES OBATALÁ?: CONOCE SU HISTORIA, CARACTERÍSTICAS, ATRIBUTOS, OFRENDAS, ATENCIÓN, REZOS, SINCRETISMO Y PATAKÍ. ¿QUIÉN...

Yemayá

YEMAYÁ: CONOCE QUIEN ES, SU HISTORIA, CARACTERÍSTICAS, ATRIBUTOS, OFRENDAS, ATENCIÓN, REZOS, SINCRETISMO Y PATAKÍES. ¿QUIÉN...

Oyá

¿QUIÉN ES OYÁ?: CONOCE SU HISTORIA, CARACTERÍSTICAS, ATRIBUTOS, OFRENDAS, ATENCIÓN, REZOS, SINCRETISMO, OBRAS O...

Oshosi

¿QUIÉN ES OSHOSI?: CONOCE SU HISTORIA, CARACTERÍSTICAS, ATRIBUTOS, OFRENDAS, ATENCIÓN, REZOS, SINCRETISMO. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE...

Changó

 CHANGÓ - SHANGÓ: CONOCE SU HISTORIA, ATRIBUTOS, HIERBAS, OFRENDAS, ATENCIÓN, REZOS, ATRIBUTOS, SINCRETISMO, CARACTERÍSTICAS...

Oshún

HISTORIA DE OSHÚN, ¿QUIÉN ES?, CARACTERÍSTICAS, SUS CAMINOS, OBRAS O EBBOSES Y PATAKÍES. ¿QUIÉN ES...

Oggún

HISTORIA DE OGGÚN, ¿QUIÉN ES?, CARACTERÍSTICAS, SUS CAMINOS, OBRAS O EBBOSES Y PATAKÍES. HISTORIA DE...

Eleguá

ELEGUÁ: ¿QUIÉN ES?, CARACTERÍSTICAS, SUS CAMINOS, OBRAS O EBBOSES Y PATAKÍES. ¿QUIÉN ES O QUÉ...

Guía sobre los Orishas

Descubre la fascinante esencia de los Orishas: Guía completa de la tradición y mitología...

Categorías