Yemayá

YEMAYÁ: CONOCE QUIEN ES, SU HISTORIA, CARACTERÍSTICAS, ATRIBUTOS, OFRENDAS, ATENCIÓN, REZOS, SINCRETISMO Y PATAKÍES.

¿QUIÉN ES YEMAYÁ EN LA RELIGIÓN YORUBA?

yemaya

Yemayá es una de las principales deidades en la religión Yoruba y es considerada la madre de todos los orishas (dioses) y de la vida misma. La deidad del océano, protectora de las aguas y las criaturas que viven en ellas, es también conocida como Nuestra Señora de Regla en el santoral católico. Yemayá, dueña y señora del agua y reina del mar, es la fuente esencial de la vida y el principio materno Universal más importante de los Orishas.

Se considera madre de todos los Orishas y también se la conoce como Olokum, Yembó y Yemmú. Olokum es el fundamento de Yemayá y el más grande de sus caminos, es el Orisha de la procreación. A Yemayá Iyá Moayé, madre del mundo, se le atribuye la creación de Ifé-Ifé, la ciudad sagrada de los Yorubas. Sus festivales duran varios días y los cantos y danzas en su honor son los más hermosos del panteón Yoruba. Se dice que el santo nació del mar. La tierra que conocemos se transportó sobre un caracol y también el caracol informó a las criaturas sobre las tareas que debían realizar.

Existen figuras talladas en madera que la representan como una hermosa mujer embarazada, llena de vida y con senos muy grandes. Esta imagen además simboliza la fecundidad que le permitió ser madre de todos los Orishas. Yemayá es una mujer hermosa, de mediana estatura, negra como el carbón, con el cabello completamente rizado. Es una madre admirable, valiente e imponente, una bruja temible, pero amorosa, humana y complaciente. Es atenta y obsequiosa, y es justa como Obatalá, la reina soberana de un gobierno matriarcal. Es comprensiva, inteligente y amorosa con sus hijos y también es una abuela consentidora de los que le deja Oshún a su cuidado. Los Ibeyis, hijos de Shangó y Oshún, y Oshé Adeu, hijo de Oshún y Orula, son sus hijos.

Es el Orisha de la creatividad y la naturaleza. Del mar nacen los caracoles y por eso se la asocia con sus hijos los verdaderos caracoleros. Es bondadosa y noble con sus hijos, a quienes tiene gran paciencia. Pero cuando se enoja, no la calma nada y puede provocar calamidades a la persona que la ofende.

Fue mujer de Babalú Ayé, de Agayú, Orula y de Oggún. Le gusta cazar, cortar hierba y manejar el machete. Es indomable y astuta. Sus castigos son duros y su cólera es terrible, pero justiciera. Quien la tenga asentada no debe pronunciar su nombre sin antes tocar la tierra con las yemas de los dedos y besar la huella del polvo que queda en ellos.

Todos los Orishas nacen de Yemayá y, por tanto, participan en la ceremonia del río, donde también vive Oshún.

LEYENDAS Y CREENCIAS SOBRE YEMAYÁ

EL NACIMIENTO DE YEMAYÁ

Según la mitología Yoruba, Yemayá nació de la unión entre Olodumare, el creador supremo, y Olokun, la divinidad de las profundidades del mar. Yemayá surgió de las aguas primordiales para dar vida a los seres humanos y a todos los orishas.

YEMAYÁ COMO MADRE Y PROTECTORA

Yemayá es considerada la madre de todos los seres vivos y protectora de la vida en el océano. Se cree que ella cuida y protege a sus hijos, proporcionándoles sustento y refugio. Además, se le atribuye el poder de curar enfermedades y ayudar a las mujeres en el parto.

LOS SÍMBOLOS DE YEMAYÁ

El agua es el principal símbolo asociado a Yemayá, ya que representa su dominio sobre los océanos y las aguas del mundo. Otros símbolos importantes incluyen el abanico, el pez, la luna y las conchas marinas.

PRÁCTICAS Y RITUALES EN HONOR A YEMAYÁ

OFRENDAS Y SACRIFICIOS

Para honrar a Yemayá, sus devotos le ofrecen diversos elementos que simbolizan su poder y conexión con el océano. Entre las ofrendas más comunes se encuentran frutas, flores, perfumes, espejos y conchas marinas. Además, se realizan sacrificios de animales, como gallinas, palomas y chivos, para obtener su protección y bendición.

FESTIVIDADES Y CELEBRACIONES EN HONOR A YEMAYÁ

Las festividades en honor a Yemayá se llevan a cabo en diversos países y culturas, y suelen estar llenas de música, danzas y ofrendas. Algunas de las celebraciones más importantes incluyen:

FIESTA DE YEMANJÁ EN BRASIL

Cada 2 de febrero, en Salvador de Bahía, Brasil, se celebra la Fiesta de Yemanjá, una de las celebraciones religiosas más grandes del país. Miles de personas acuden a la playa de Río Vermelho para realizar ofrendas a la diosa y pedirle protección y bendiciones para el año que comienza.

DÍA DE LA VIRGEN DE REGLA EN CUBA

En Cuba, el 7 de septiembre se celebra el Día de la Virgen de Regla, que es sincretizada con Yemayá en la Santería. Durante esta festividad, los devotos acuden a la iglesia y al mar para realizar ofrendas y pedir protección y bendiciones a la diosa.

YEMAYÁ EN LAS RELIGIONES AFROAMERICANAS

YEMAYÁ EN LA SANTERÍA

En la Santería, una religión afrocubana, Yemayá es conocida como la madre de todos los orishas y es sincretizada con la Virgen de Regla. Se le atribuye el poder de curar enfermedades, especialmente las relacionadas con el aparato reproductor femenino y el embarazo. También se le considera como protectora de las embarcaciones y los pescadores.

YEMAYÁ EN EL CANDOMBLÉ

El candomblé es una religión afrobrasileña que también venera a Yemayá. En este contexto, se la asocia con la diosa Oxum, que representa el agua dulce y los ríos. Juntas, Yemayá y Oxum simbolizan la unión de lo femenino y lo maternal en la naturaleza.

YEMAYÁ EN EL TAMBOR DE MINA

El tambor de mina es una práctica religiosa afrobrasileña que se desarrolló en el estado de Maranhão, en Brasil. En esta religión, Yemayá es conocida como «Dona Iemanjá» y se le rinde culto como la madre de todos los voduns y encantados, que son los espíritus y divinidades de esta tradición.

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE YEMAYÁ

HERRAMIENTAS Y ATRIBUTOS DE YEMAYÁ

Su receptáculo es una sopera o tinaja de loza de color azul o de tonalidades azulinas que contiene las otá y se encuentran en agua de mar. Los atributos de Yemayá son 7 remos, 7 adanes (manillas), una corona, timón, barcos, hipocampos, peces, conchas, corales, un sol, una luna llena, 1 mano de caracoles, una sirena, platos, un salvavidas, una estrella, una llave, una maraca pintada de azul, abanicos redondos, un pilón y todo lo relacionado al mar de hierro, plata o plateado. Sus Elekes más tradicionales se confeccionan intercalando cuentas azules y blancas o 7 cuentas azules, 1 azul ultramar y 7 de agua.

ANIMALES QUE COME

Pato, tortuga y chivo, gallina guinea, paloma: para Yemayá Asesú se sacrifica el cerdo con una ceremonia muy cuidadosa. Yemayá Okute no come pato, y llama a la cucaracha sus chicharrones.

HIERBAS

Añil, Hierba florida, Anamú, Alga marina, albahaca morada, Ají (de cocinar), Flor del mar, chayote, Chinzosa, Grama de playa, Esponja, coralillo, Majagua, juncos de mar, Flor de agua, ítamo real, mora, mazorquilla, zargazo, mejorana, culantro, malanguilla, berro, paragüita, cucaracha, malanga, cuba gomosa, sábila, achibatá, carquesa, resedá, canutillo, lechuguilla, hierba buena, prodigiosa, albahaca, guásima, botón de oro, yerba de la niña, coste o colonia, mariposa, marilope, panetela, huevo de gallo, helecho de río, guacamaya, yerba mora, corazón de paloma, diez del día, orozú, palo canela, camagüire, camarón, caisimón, bejuco tortuga, bejuco uví de cinco hojas, bejuco uví macho, bejuco parra, bejuco corrales, bejuco de jaiba, bejuco amargo, ají dulce, cañamazo amargo, caña coro, cayumba, canutillo, cebolla, comecara, copalillo de monte, pinchona, frescura, genciana de la tierra, grengue, guairaje, guama de costa, guama hediondo, incienso de playa, jagua, junco marino, limo de mar, maguey, maíz, belladona, ciruela, aguacate, verdolaga, achibatá, túa túa y albahaca.

SALUDO

Quien la tenga asentada, antes de pronunciar su nombre, debe tocar la tierra como saludo con la yema de los dedos y besar en ellos la huella del polvo.

SINCRETISMO

Virgen de Regla.

FAMILIA DE YEMAYÁ

Hija de Olokun, por eso se la relaciona con el mar, Yemayá fue esposa de Obatalá, Orunla, Aggayú, Babalú Ayé, Orisha Oko y en uno de sus caminos de Ogún. Es hermana de Oshún y fue la madre de la mayoría de los Orishas, además de haber criado a los demás.

SOPERA

Una sopera coloreada de azul en todas sus tonalidades o de azul y blanco con flores, o una tinaja donde irán las piedras y las herramientas. Sobre su sopera se colocan las siete pulseras entrelazadas o su corona cuando la pide.

OFRENDAS

Ochinchín es un guiso hecho con camarones, alcaparras, huevos duros, acelga y tomate. Ekó es un tamal de maíz que se remoja durante todo el día, se muele en un pilón y se cocina batiéndolo en una cazuela sin grasa ni sal, dándole forma de pirámide y envolviéndolo en hojas frescas de plátano. Olelé se hace poniendo en remojo frijoles de ojito, se pasan por un colador para quitar la cáscara, se hace una pasta y se le agrega sal, se pican ajos y cebollas, y se añaden pedazos de jengibre a la masa. Se pone en manteca caliente una bolsa de bija y cuando hierve, se vierte sobre la masa de frijoles que se ha batido bien.

Se preparan moldes de papel y se rellenan con esta pasta. Ñajú se sirve con bolas de plátano verde o ñame. Los frijoles negros se cocinan sin caldo ni maíz. Las palenquetas de gofio se sirven con melado de caña. Se ponen 4 pescados enteros en un plato blanco con rayas azules, melado, corojo y cascarilla. Se sirven berros, lechugas, escarolas, acelgas, chayotes y maíz finado con frijoles de ojito. Cuando está enojada, también se le ofrece berro, lechuga, chayote y verdolaga para refrescar su piedra. Su fruta predilecta es la sandía, aunque también se le ofrendan piñas, papayas, uvas, peras de agua, manzanas, plátanos y naranjas. Se acostumbra brindarle en jícaras de agua y melado. De los peces, prefiere la guabina, la anguila, el pargo, la rabirrubia, la cabrilla, sierra, lenguado, aguja, cherna y emperador. Cuando Ifá lo indica, se le sacrifican palomas.

CAMINOS DE YEMAYÁ

  1. Yemayá Okute: Se le asocia con el océano profundo y la fuerza del agua en movimiento. Es una Yemayá guerrera y protectora, que se encarga de luchar contra los peligros del mar y de proteger a sus hijos.

  2. Yemayá Achabá: Es la Yemayá más joven y alegre, que se relaciona con la juventud y la belleza. Su energía es fresca y renovadora, y se la considera una Yemayá curativa.

  3. Yemayá Olokun: Esta Yemayá se relaciona con la profundidad del mar y con los secretos que se ocultan en sus aguas. Se la considera una orisha misteriosa y poderosa, capaz de otorgar sabiduría y conocimiento a sus hijos.

  4. Yemayá Ataramagwa: Es la Yemayá más antigua y sabia, que se relaciona con el conocimiento ancestral y la tradición. Su energía es fuerte y protectora, y se la considera una Yemayá que protege los valores culturales y la sabiduría antigua.

  5. Yemayá Asesú: Se le asocia con la fertilidad y la maternidad, y su energía es cálida y amorosa. Es una Yemayá que protege a las mujeres embarazadas y a los niños, y se le suele invocar en rituales de fertilidad y protección infantil.

  6. Yemayá Ibú Okán: Esta Yemayá se relaciona con el corazón y las emociones humanas. Se la considera una orisha que ayuda a sus hijos a encontrar la paz y la felicidad en su interior, y a superar los obstáculos emocionales que puedan estar enfrentando.

  7. Yemayá Mayelewo: Se le asocia con la creatividad y la expresión artística. Es una Yemayá que inspira la imaginación y la creatividad de sus hijos, y que les ayuda a encontrar nuevas formas de expresión y comunicación.

  8. Yemayá Ashaba: Es una Yemayá joven y protectora. Su energía es dulce y maternal, y se le suele invocar en rituales de protección y ayuda para superar problemas emocionales y familiares.

  9. Yemayá Olodo: Es una Yemayá protectora y sabia, que se relaciona con la justicia y la equidad. Se le suele invocar en rituales de justicia y equidad, para proteger los derechos de las personas y ayudar en situaciones legales.

  10. Yemayá Opará: Se le asocia con la tranquilidad y la paz, y su energía es serena y equilibrada. Es una Yemayá que ayuda a sus hijos a encontrar la calma interior y a superar el estrés y la ansiedad.

  11. Yemayá Awoyó.

  12. Yemayá Akuará.

  13. Yemayá Yembó o Yemmú.

  14. Yemayá Ibu Okoto.

  15. Yemayá Ibu Oleyo.

  16. Yemayá Ibu Iñá.

  17. Yemayá Akere.

  18. Yemayá Oro.

  19. Yemayá Ataremawa.

  20. Yemayá Ibu Shunlé.

  21. Yemayá Ibu Agana.

  22. Yemayá Ibu Akinomi.

  23. Yemayá Ibu Iñá.

  24. Yemayá Oggún Ayíñó.

  25. Yemayá Oggún Asomi.

  26. Yemayá Ibu Sodo.

  27. Yemayá Yamase.

  28. Yemayá Ibu Alaro.

  29. Yemayá Ibu Yabani.

  30. Yemayá Ibu Ñinibu.

  31. Yemayá Okun Yefa.

REZOS

YEMAYÁ OKERE OKÚN OLOMI KARAGBO OSA YA BIO LEWU EYINTEGBE AWA SI LEKÚ YEMAYÁ OBINÍ KU WA YO KUEANA O KUN IYA SA ORI ERE EGBA MIÓ O.

TRADUCCIÓN

Yemayá, que estás lejos en el mar, dueña del agua, tú que comes carnero, madre de cabello de plata, que apareces en la laguna, madre nuestra protectora, mujer perfecta y única, que extiendes el mar que es sabio, sálvanos de los peligros y la muerte, ampáranos.
Yemayá.

Otro

YEMAYÁ ACHERE ILLA MILATEO YEMAYÁ ASALLABI OLOCUM IBUTAGANA DEDE GUANTELECOUM ECO BALLEREO ARABA IBULA OMI COFIE OLEMI ILLAMI AYUBA.

PATAKÍ DE YEMAYÁ

Yemayá estaba casada con Orula, un gran adivinador de Ifé, que realizaba milagros y tenía una amplia clientela. En ese entonces, Orula estaba estrechamente relacionado con el secreto de los caracoles (Diloggun), ya que Yemayá, dueña del mar, los peces, los caracoles y todo lo relacionado con lo marino, se lo comunicaba. A su vez, él interpretó esos secretos a través de los Oddun y las leyendas. Un día, Orula tuvo que hacer un viaje largo y tedioso para asistir a una reunión de los Awó que había convocado Olofin, y como se demoró más de lo que Yemayá imaginaba, ella quedó sin dinero.

Decidió aplicar su técnica y sabiduría para consultar por su cuenta a quienes precisaban ayuda. Cuando alguien venía a buscar a Orula para consultar, ella le decía que no se preocupara y le tiraba el Diloggun. Como era adivinadora de nacimiento, sus vaticinios tuvieron gran éxito y sus ebboses salvaron a mucha gente.

Orula, de camino a su casa, escuchó decir que había una mujer adivinadora y milagrosa en su pueblo. Curioso, como todo ser humano, se disfrazó y, preguntando por el lugar donde vivía esa mujer, llegó a su propia casa. Yemayá, al descubrirlo, le dijo: «¿Y qué pensabas tú, que me iba a morir de hambre?». Él, enfurecido, la llevó delante de Olofin, sabio entre los sabios, quien decidió que Orula registrara con el okpele, los ikines y el Até de Ifá, y que Yemaya dominara el Diloggun. Pero le advirtió a Orula que cuando Yemayá saliera en su Oddun, todos los Babalawos debían rendirle pleitesía, tocar con la frente el tablero y decir: «Ebbo Fi Eboada».

Artículo anterior
Artículo siguiente
spot_img

Categorías